Qué Hacer Si No Tienes Amigos Para Salir

Cuando no tienes amigos para salir , muchas veces tienes la impresión de que vas a estar solo d...

Qué hacer si no tienes amigos para salir

Cuando no tienes amigos para salir, muchas veces tienes la impresión de que vas a estar solo de por vida. Por supuesto, esto no es cierto. Puedes hacer nuevos amigos, incluso si te encuentras en una situación en la cual no percibes ningún amigo a la vista. Esto sucede regularmente cuando una persona se traslada a una nueva ciudad, rompe con alguien que era su único amigo o amor, o hace cambios importantes en su estilo de vida. Entonces…

¿Qué puedes hacer si no tienes amigos? 

He aquí algunas medidas importantes que debes tomar en cuenta para dejar de estar solo y tener los amigos que desees para salir.

Comprender la Soledad y Timidez


La soledad y la timidez pueden causar fácilmente muchos malos entendidos y sentimientos mal interpretados. Comprender los significados correctos de la soledad y la timidez es la clave para vencerlos.

La Soledad, por ejemplo, no es nada más que una señal que tu cuerpo genera cuando no estás experimentando ninguna conexión social. Señala que la necesidad de conexión social es tan importante como comer o beber.

Si entiendes mal al estado de soledad, puedes atascarte en él sin razón alguna, especialmente cuando no tienes amigos y no sabes qué hacer con ella.

La timidez, por otro lado, es el miedo a la crítica social. En otras palabras, la timidez es simplemente el miedo a algo que podría suceder, pero que probablemente no pasara.

Si malinterpretas la timidez y, por lo tanto, te escondes o te haces a un lado de la gente, lo más probable es que ellos interpreten que tú los rechazas incluso si tus intenciones son buenas y quieres simplemente evitar el rechazo de la timidez, la gente puede malinterpretar esas acciones como un insulto a su valor. Esto puede hacerles pensar que eres un snob o presumido, y ellos, a su vez, empiecen a rechazarte.

La Conversación Maestra y las Habilidades Sociales

La conversación es la vena de la conexión social. Si lo dominas con maestría, tendrás todos los amigos para salir y la influencia que deseas.

Un factor importante es la capacidad para mantener una conversación. Para ello, necesitas aprender a interesarte en otros y hacerles preguntas acerca de ellos mismos.

También debes encontrar una manera de conectarte y enfocar inteligentemente el tema de conversación. Encontrar ese terreno común en la conversación es lo que garantiza que la gente quiera pasar más tiempo en tu compañía.


Aprender a hacer amigos y construir tu círculo Social


Lo primero que debes saber acerca de hacer amigos es que es una habilidad. No es algo con que se nace, como muchas personas creen.

Hacer amigos no es una capacidad mágica que pocos tienen. Es una destreza aprendida. La mayoría de nosotros aprendimos a hacer amigos cuando éramos pequeños en la escuela o más adelante en el colegio, pero muchos de nosotros necesitamos aprender la nueva habilidad de hacer amigos como adultos.

Para ello, necesitas encontrar a grupos de personas que se reúnen regularmente y tienen intereses similares a los tuyos. También necesitas aprender a encontrar puntos comunes con estas personas, más allá de ese primer interés común para convertir a tus nuevos conocidos en amigos. Si sientes cierta vinculación con una persona, encuéntrate con ellos una o dos veces en un entorno social. Si todo va bien, debes reunirte con ellos regularmente para mantener y fortalecer el vínculo.


Estas son las habilidades más importantes que puedes aprender a hacer. No es complicado cuando sabes cómo.

Después de haber hecho unos cuantos amigos para salir, el siguiente paso es presentarlos entre sí. Si haces esto, habrás construido un círculo social. Un buen círculo de amigos que trabajan contigo para hacer planes, introduce nuevas personas en el grupo y crea experiencias sorprendentes de las que disfrutaran juntos.

Una vez que tengas un buen círculo de amigos, ya no estarás solo tratando de mejorar tu vida social. Tus amigos íntimos te echarán una mano con eso también… y un día de repente te encontraras con muchos amigos para salir siempre que quieras. 

Este artículo se titula: Qué Hacer Si No Tienes Amigos Para Salir


Cómo Tratar A Un Hombre Misógino

La historia de la misoginia no es un tema que a menudo se enseña en las escuelas. Sin embargo,...

Hombre misógino

La historia de la misoginia no es un tema que a menudo se enseña en las escuelas. Sin embargo, es importante para todas las personas entender de dónde viene la misoginia y las razones psicológicas que contribuyen a su existencia. Sin duda, este concepto ha existido durante años, pero sólo recientemente ha comenzado a ser muy identificado y discutido.

¿Qué es la misoginia?

En el portal de Psicología Psychologytoday, Berit Brogaard escribe que,

La misoginia es típicamente un inconsciente odio que los hombres forman temprano en la vida, a menudo como resultado de un trauma que implica una figura femenina que confiaban. Una abusiva o negligente (madre, hermana, novia o maestra) puede plantar una semilla en lo profundo en la materia de su cerebro subcortical.

Una vez plantado, esta semilla germinará y comienza a crecer, la pequeña raíz trabajara su camino en las áreas de procesamiento miedo y la memoria del cerebro haciendo que su pequeño tallo se abra paso en las áreas frontales del cerebro, que afectan a la emoción y la toma de decisiones racional. 

¿Cómo detectar a un hombre misógino?

Según Brogaard las características de un hombre misógino son:

Es inofensivo con una mujer y es coqueto y divertido al principio, pero luego se vuelve como Jekyll y Hyde. No mantiene las promesas, no es puntual para las mujeres, pero si para los hombres. Él es grandioso, arrogante, controlador, egocéntrico, y sumamente competitivo. Si una mujer lo hace mejor que él se siente terrible. En el trabajo, sin saberlo, trata a las mujeres de manera diferente. 

Puede exigir o negar el sexo en sus relaciones, hacer chistes sobre las mujeres o tratarlas mal en público, y puede pedir dinero prestado a ellas sin tener intenciones de pagar la deuda. En una cita, puede tratar a una mujer contrariamente a lo que ella prefiere. En el sexo, le gusta controlar a las mujeres y da poca o ninguna atención a su placer sexual. Traiciona a las mujeres. Y él puede desaparecer de repente de una relación sin acabar con ella, sólo para volver más tarde.


¿Cómo lidiar con un hombre misógino?


Tratar con un hombre misógino requiere valentía, humor y una capacidad de permanecer profesional. Sigue estos consejos: 

1. Habla Más Fuerte


Usando un tono de voz amable, habla y déjale saber al misógino que lo que está diciendo es incorrecto y está mal. Algunas respuestas apropiadas podrían incluir: "Wow, pensé que respetabas a las mujeres, supongo que estaba equivocada..." O: "Ten cuidado! estás revelando tu odio a las mujeres." Una vez que has dicho el comentario, cambia de tema. Si estás en el trabajo, busca un tema relacionado con el trabajo. Dependiendo de tu entorno de trabajo, es posible que puedas salirte del tema de manera contundente.

2. Señala sus palabras


Probablemente has oído el dicho: “No le des ningún tipo de atención… No alimentes al troll." Sin embargo, no hacerle frente a la misoginia dice al misógino que él es libre de seguir escupiendo sus opiniones. En lugar de eso, señálale. En el trabajo, alerta a tu supervisor inmediato, o el de él. Si él está en una posición de autoridad donde sus palabras odiosas no serían apreciadas por su propio supervisor, él pronto descubrirá cuán malo era decir lo que dijo. Señalando al misógino sus palabras, estás dando a otras mujeres la capacidad de hablar.

3. Aléjate


Ofenderte o escapar. Tienes opciones. Si decides ofenderte y decirle al misógino unas cuantas verdades, es posible que te abofetee verbalmente con un nombre o acusarte de padecer un síndrome premenstrual. Además, si tienes que trabajar con este hombre, perder los estribos podría causar futuras interacciones tensas y menos productivas. Otra opción, puedes alejarte. Encuentra a alguien más con quien hablar durante tu jornada de trabajo.


4. Mantente optimista


Interactuar con un misógino cuando sabes que vas a tener un trato con él indefinidamente requiere que encuentres una fuerza interior. También tienes que creer que, con el tiempo, serás capaz de encontrar esa pequeña pepita de amabilidad en esa persona. Escucha lo que él dice y date cuenta simplemente qué tan despistado suena, encuentra el humor en eso y ríete. Si fuera necesario, ríete enfrente de él.

5. Mantén relaciones respetuosas solamente


Si el misógino es un colega profesional, ten en cuenta que no es tu amigo. Trabaja sólo para mantener una relación profesional con él. En Resumen, toma el camino fácil. Al final del día, volverás a casa sabiendo que interactuaste con él cortésmente tanto como pudiste. También puedes encontrar un misógino vecino o pariente y probablemente tendrás que interactuar con esta persona sobre una base regular. Simplemente trata de no hacer más difícil tu situación. Se cortés, incluso si no puedes ser amable.

Este mundo se compone de todo tipo de personas, hombres, mujeres, feministas y misóginos… tarde o temprano vas a toparte con uno y lo más probable es que vas a escuchar sus opiniones fuertemente proclamadas. Aplica estos 5 consejos para tratar con misóginos de la manera más adecuada. 

Este artículo se titula: Cómo Tratar Con Un Hombre Misógino

9 Signos Que Es Hora De Alejarse De Las Personas Tóxicas

Saber detectar y alejarte de personas toxicas antes de que te absorban completamente es una d...

Persona Tóxica

Saber detectar y alejarte de personas toxicas antes de que te absorban completamente es una de las habilidades que debes aprender. Para empezar déjame decirte que tratar con personas tóxicas a veces puede ser inevitable; desde tu suegra que se queja de todo y de nada, pasando por tu jefe que es un cínico y siempre anda de mal humor, o tu amigo desalentador y pesimista.

Pero, el modo de responder a ellos es tu elección. Porque si no eres cuidadoso, la gente tóxica puede influir negativamente en tu forma de pensar, sentir y comportarte. Puede introducir un estrés innecesario en tu vida y provocar el caos que te arrastrará a la ruina. Está demás decir que alejarse de las personas toxicas mejora la salud mental

9 Señales que indican que es el momento de alejarse de una persona toxica.

A continuación te dejo una lista con  9 signos reveladores de que una persona tóxica está absorbiendo lo mejor de ti:

1. Hablas mucho de ellos.


Quejarte a tus compañeros de trabajo acerca de tu jefe grosero o quejarte a tu cónyuge sobre un pariente absorto en sí mismo toma tiempo y energía. Hablar de la gente tóxica cuando no están alrededor de ti les da más poder sobre tu vida.

2. Pierdes los estribos.


Ya sea que estás tratando con un maestro de la manipulación o con los chismes en la oficina, las personas tóxicas pueden provocar emociones fuertes. Si no eres precavido, tu frustración fácilmente puede empezar a convertirse en rabia. Cuando una persona tóxica saca lo mejor de ti, puedes sentir como que no estás en control de tus emociones.

3. Tu autoestima disminuye.

La gente tóxica es a menudo grosera, ofensiva y degradante. A veces, puede ser tentador pensar cosas como, "Mi padre me hace sentir mal." Pero tu autoestima depende de ti y nunca debería depender de alguien más.

4. Los culpas de tu comportamiento.


Si caes víctima de la manipulación de una persona tóxica, puedes estar tentado de culparlos por las decisiones que tomas. Sin embargo, echarles la culpa de lo que está pasando en tu vida, es una clara señal de que una persona tóxica tiene demasiado poder sobre ti. Asume la responsabilidad personal por la forma en que gastas y pasas tu tiempo y con quien.


5. Temes pasar tiempo con ellos.


Los sentimientos de temor pueden consumir una buena cantidad de tu tiempo y tu energía. Si vas a una fiesta con un pariente tóxico, o asistes a una reunión con un compañero de trabajo tóxico, y dejas que ese acontecimiento devaste tus horas -o quizá incluso los días previos- es una señal de que esa persona tóxica es totalmente absorbente para ti.

6. Te rebajará a su nivel.


Si has comenzado a pensar, "Si no puedes con ellos, únete a ellos", puedes empezar a comportarte de una manera que no está de acuerdo con tus valores. Rebajarse al nivel de una persona tóxica a menudo parece ser un último recurso, pero no es una buena estrategia eficaz de supervivencia. En última instancia, sólo crearás más caos en tu vida.


7. No estableces límites saludables.


Las estrategias manipuladoras y agresivas de un individuo tóxico pueden hacer que sea difícil establecer límites saludables. Puedes ser tomado desprevenido por la audacia de un compañero de trabajo o puedes quedarte sin nada que decir por las duras palabras de un amigo. Sin límites saludables, es imposible protegerse emocionalmente de una persona tóxica. 

8. Recurres a mecanismos de afrontamiento poco saludables.


Servirte un trago o permitirte una porción adicional de comida como terapia contra la depresión te puede hacer sentir mejor un rato. Sin embargo, a largo plazo, las estrategias de afrontamiento poco saludables pueden causar más problemas. Si vas a recurrir a soluciones rápidas para ayudarte a lidiar con el estrés, una persona tóxica puede tener poder sobre tu vida por años.


9. Tus relaciones sufren.


Gritar a tus hijos para liberar la tensión, o discutir con tu pareja porque llegaste de mal humor después de tratar con una persona tóxica, puede causar graves daños. Si no tienes cuidado, el comportamiento enfermizo de un individuo podría infiltrar tus otras relaciones y las podría inducir a sufrir.

Si las personas tóxicas están absorbiendo lo mejor de ti, puede ser el momento de hacer un cambio. En algunos casos, esto puede significar que no pierdas el tiempo pensando en ellas. En casos más graves, puede significar no solo alejarse de esas personas toxicas, si no sacarlas de tu vida completamente.

Este artículo se titula: 9 Signos Que Es Hora De Alejarse De Las Personas Tóxicas


Cómo Ayudar A Una Persona Depresiva

Ayudar a una persona depresiva que no quiere ayuda puede ser complicado cuando uno no tiene co...

Persona depresiva sentada en el fondo de un cuarto vacio

Ayudar a una persona depresiva que no quiere ayuda puede ser complicado cuando uno no tiene conocimiento sobre la depresión. La depresión es un trastorno muy grave pero tratable que afecta a millones de personas de todas las edades en todos los ámbitos de la vida. La depresión causa dolor emocional y físico tremendo, perjudicando no sólo a aquellos que sufren de ella, sino también afecta a las personas alrededor de ellos.


Si una persona cercana a ti está luchando con la depresión, tú también puedes experimentar una variedad de emociones difíciles, incluyendo la frustración, culpa, impotencia, ira, miedo y tristeza. Esto es completamente normal. No es fácil lidiar y ayudar a una persona depresiva sin deprimirse ya que muchas veces, quedarás sintiéndote impotente y confundido. Pero tan absurdo como puede parecer a veces, tienes que entender que tu apoyo es importante.

10 Formas de ayudar a una persona depresiva en casa

Aquí hay 10 formas en las que puedes apoyar y ayudar a una persona con problemas depresivos:

1. Reconocer que la depresión es una enfermedad grave y no debe ser subestimada.


La depresión es una condición médica. No debes confundir esto con la emoción de "sentirse triste y deprimido." La mayoría de las personas todavía creen que la depresión es debido a la debilidad personal, pereza, e incluso la falta de religión, y como tal, minimizan el dolor y las luchas de la víctima; añadiendo más sentimientos de culpa, inutilidad y vergüenza a la persona deprimida.

Es importante entender que la depresión no es una elección y los enfermos no pueden simplemente "salir de ella."  Entendiendo que la depresión es una enfermedad real, serás capaz de apoyar mejor a tu ser querido con compasión, paciencia y una mente abierta.

2. Estar allí.

Muchos se preguntan: ¿Qué hacer para ayudar a una persona depresiva? Pues aunque no creas simplemente estando con la persona deprimida mientras llora, o permaneciendo en silencio y agarrando su mano mientras lucha a través de sus pensamientos y emociones, puede ser más útil que tratar de dar consejos o animarles a ser físicamente activos. Ten en cuenta que las personas con depresión pueden sentirse agotadas o irritables y tal vez no sean una muy agradable compañía. Es importante que no lo tomes como algo personal, porque estos son sólo subproductos de la enfermedad.

Ofrecerte a acompañarlos a sesiones de terapia y citas con el médico puede ser un acto increíble de apoyo. Al hacer esto, estás mostrando a tu ser querido que crees que es muy real con lo que están luchando, y no le restas importancia a algo poco importante.

3. Sentencia de liberación.


La depresión no es una debilidad o defecto de la personalidad; se trata de una enfermedad médica. La mayoría de las personas que sufren de depresión ya se sienten avergonzadas, debilitadas, y sin valor, así que juzgarlos y criticarlos no hará nada más que empeorar una situación dolorosa, y posiblemente aislarte de tu ser querido.

Para ayudar a una persona que esta depresiva, es fundamental que te abras totalmente y así aceptar la gravedad de la enfermedad, con el fin de ofrecer un verdadero apoyo y compasión a la persona depresiva que está luchando con esta condición más dolorosa, agotadora, y solitaria.


4. Que sepan que no están solos en esto.


Luchar con la depresión puede sentirse como navegar por sí solo a través de un extraño túnel largo y oscuro que nadie más puede entender o creer. Es importante que le hagas entender claramente a tu ser querido que no tiene que viajar este camino solo.

Hazle saber que eres un aliado, que crees que hay una luz al final del túnel y tú le ayudaras a llegar a él. Puedes ayudar a una persona depresiva y negativa diciéndole algo como esto: "Seremos tu y yo contra la depresión. Vamos a superar esto juntos”.


5. Favorecer el tratamiento.


Algunas personas con depresión no se dan cuenta que lo tienen, por lo que  buscar ayuda profesional ni siquiera se cruza en sus mentes. Y muchas veces, los que sufren de depresión se sienten demasiado avergonzados para admitirlo, o se convencen a sí mismos para creer que pueden superarlo con el tiempo y la fuerza de voluntad. Pero es raro que una persona con cuadro depresivo mejore sin tratamiento.

Analiza los diferentes tipos de tratamiento con la persona que tiene depresión. Si aún no está recibiendo ayuda profesional, puede sentir una sensación de vergüenza, debilidad o derrota que le puede impedir tomar cualquier acción. Ofrecerte para programar una cita con el médico o psicólogo le ayudará a aliviar la presión y el estrés al tomar estos pasos positivos.

    Si la persona con depresión se opone firmemente al tratamiento o muestra comportamientos dañinos y perjudiciales, por favor, ponte en contacto con un médico u otro profesional de la salud mental para recibir asesoría…  no trates de ayudar psicológicamente a una persona depresiva porque no estas capacitado para eso.


6. Evita "motivar" a una persona depresiva a "salir" de la depresión.


Lo que dices sin duda puede tener un fuerte impacto en una persona depresiva, no importa que sea mayor o joven. Frases como: "Necesitas enfocar tu atención en las buenas cosas de la vida en lugar de lo mal que te va", pueden causar un efecto negativo, ya que una persona con depresión en realidad tiene una elección en cómo se siente y ha optado por estar deprimido. No importa lo bueno que puedan ser tus intenciones, a la persona deprimida le resultará insensible y posiblemente se aislará de ti aún más.


7. No minimices su dolor o des consejos personales.


Disimular sus dificultades con afirmaciones tales como: "Esto solo es por hoy, ya verás que mañana será mejor" invalida y no ayuda a una persona en crisis depresiva a luchar con esta enfermedad muy grave, y en su lugar, les hace sentir vergüenza y que son inadecuados por su debilidad o un defecto personal.

Y a menos que hayas sufrido personalmente la depresión, encontrarás rápidamente que decirle a una persona depresiva que ya sabes cómo se siente no será muy útil. Mientras tu intención puede ser ayudarlo a sentirse menos solo en su desesperación, comparando el sufrimiento de una persona deprimida con una dificultad, como una reciente ruptura o una terrible pelea con un amigo cercano, sólo creará más distancia entre los dos.

Lo que es posiblemente más útil es sugerir algo tan simple como: "¿Qué tal si salimos a tomar aire fuera mientras hablamos?" esto abre el espacio para que una persona deprimida comparta sus pensamientos y emociones contigo, con menos presión o menos sentimientos de juicio, vergüenza y culpa.

8. Que sepan que la depresión no es culpa de ellos.


Es muy importante para el proceso de curación, hacerle entender a una persona que tiene depresión que no es su culpa. Muchos enfermos sienten que están deprimidos porque hicieron algo mal, o hay algo mal con ellos, o son demasiado débiles para funcionar correctamente.

Ya se dijo, la depresión es una enfermedad. Las personas que luchan con la depresión necesitan saber que no eligieron estar deprimidos, al igual que los pacientes con cáncer no optan por tener cáncer. Es igual de importante que sepas esto también.


9. Pregunta lo que están pensando.


No tengas miedo de preguntar lo que está pensando a una persona que sufre de depresión. Muchas personas creen que preguntar a una persona deprimida por sus pensamientos provocará ideas dañinas. Nada puede estar más lejos de la verdad. Lo que está en la mente de esa persona está allí si preguntas por él o no. Preguntar no lo empeorará, pero NO preguntar y no saber acerca de algo podría ser letal.

Si crees que una persona depresiva está considerando el suicidio, no tengas miedo de preguntar. Una vez más, hacer esto no provocará ideas nocivas, pero en su lugar, permitirá que esa persona posiblemente inicie un tratamiento. Por favor, ten en cuenta que los pensamientos de suicidio de una persona deprimida no es un acto de egoísmo. La depresión nubla el juicio y distorsiona por completo los pensamientos de uno, haciendo que crean que la muerte es la única solución para acabar con el dolor insoportable que están sintiendo.

10. Se amable contigo mismo.


Ayudar a alguien que amas en su lucha con la depresión puede ser agotador y reducirte, tanto mental como físicamente. Asegurarte de que tus propias necesidades están siendo satisfechas no es un acto de egoísmo. Si no estás bien, no podrás ayudar a una persona depresiva sin deprimirte vos también. Tu salud y fuerza te permitirá proporcionar el consuelo y el apoyo que necesitan tus seres queridos o amigos con depresión.

Asegúrate de que estás durmiendo lo suficiente, comes bien, mantienes límites emocionales saludables, y tienes algo más de diversión para ti mismo. Solo de esa forma podrás ayudar a una persona depresiva.

Este artículo se titula: Cómo Ayudar A Una Persona Depresiva


¿Cómo Saber Cuándo Una Relación Ya No Funciona?

Saber cuándo una relación ya no funciona muchas veces puede ser muy complicado. En un principi...

Pareja sin química

Saber cuándo una relación ya no funciona muchas veces puede ser muy complicado. En un principio, es fácil considerar todo como perfecto, y restarle importancia a cualquier defecto que hemos visto. Pero, una vez que tomes en serio tu relación y comiences a pensar cuidadosamente acerca de todo lo que es y no es, te darás cuenta de que hay algunas cuestiones que simplemente no puedes ignorar.

Algunas relaciones comienzan dulces y luego se vuelven amargas, mientras que otras simplemente no se sienten desde el principio. Ignoras todas las banderas rojas porque es difícil admitir que la persona con quien estás no sirve para ti.


Incluso si te dices en repetidas ocasiones que esa persona es la adecuada para ti, tu cuerpo no te dejará negar la verdad. Cuando estás con la persona equivocada, la tensión de eso no sólo será emocionalmente exigente, sino también físicamente. A veces, una relación puede ser buena, pero el hecho es que algo no se siente del todo bien y no se puede averiguar lo que es.

Si alguna vez te encuentras dudando de la relación en la que estás, probablemente es porque no deberías estar en esa relación. Aquí hay algunos signos evidentes que estas saliendo con la persona equivocada:

5 Señales para saber cuándo una relación ya no funciona

1. Tienes una sensación de que algo no está del todo bien.


Esto podría ser la más compleja de las señales. Es la bandera roja que no puedes evitar sentir, pero el que la mayoría ignora. El hábito de aquietar estas dudas de la relación puede terminar siendo un pesar enorme más adelante.

Podrías darte tiempo para ver si se pasa, porque sólo puede ser que tengas miedo de la realidad dando tú todo en una relación, pero si pasan los meses y no puedes sacar esa sensación en la boca del estómago, es probable que sea hora de empezar a reflexionar sobre si estás con la persona adecuada.  

Cuando realmente piensas acerca de ello, te darás cuenta que lo sabías todo el tiempo, pero simplemente decidiste ignorarlo por alguna razón.

2. Tu pareja no va a dejar ir el pasado.

La mayoría de nosotros sufrimos de los errores del pasado y relaciones fallidas y lo último que necesitamos es alguien que no nos dejará olvidarlo. Una relación fallida no sólo nos hace daño, sino que también hace un daño severo. Esto nos lleva a un mundo donde se empaña nuestra capacidad de amar y de vivir una vida mejor y terminamos cayendo con alguien que es incompatible con nosotros o saboteamos las buenas cosas que nos pasan por miedo.

Cuando intentas seguir adelante del pasado y cambiar para bien, necesitas a alguien que te ayudará a vivir experiencias nuevas y mejores en lugar de recordarte constantemente tus errores del pasado. Este es uno de los ataques más bajos y más baratos que una persona puede hacer en tu contra.

Es como si él o ella quiere que creas que no has cambiado o evolucionado, y nadie necesita este tipo de energía negativa en la vida. Si tienes a alguien que no puede dejar de lado tu pasado, es una razón más que suficiente para encontrar a alguien que lo haga.

3. Pones excusas para quedarte.


En este momento ya sabes que estás en la relación equivocada, pero siempre encuentras una excusa para posponer la ruptura.

Han estado juntos por un tiempo y a tu familia y amigos parece que les gusta tu pareja, por lo que no quieres pasar por la complicación de encontrar a alguien nuevo. Claro “más vale malo conocido que bueno por conocer”. La boda de tu mejor amigo se acerca y prefieres ir solo o planificaste un viaje y decidiste que tal vez, a tu regreso, puedas terminar con tu pareja.


Por supuesto, todo esto suena muy bien y probablemente te mantendrás con ese propósito… pero llegado el momento no lo haces.

Entonces, un día, te das cuenta de todos los días / meses / años que has perdido con alguien que ni siquiera te gustaba mucho. No puedes volver el tiempo atrás, pero puedes dejar de poner excusas.

4. Te preguntas lo que tu pareja está haciendo cuando no estás cerca.


¿Tienes problemas de confianza? No, no puedes seguir en una relación si continúas teniendo dudas acerca de lo que él o ella está haciendo cuando no estás allí. 

Tener dificultades para confiar completamente en alguien, ya sea a ser fieles o a decir la verdad, no es realmente una manera de tener una relación.

Necesitas ser capaz de salir y no preocuparte por si tu pareja está enviando mensajes de texto o no. Necesitas ser capaz de no preocuparte por qué él o ella tiene su teléfono en modo silencio cada vez que estás cerca.

5. No puedes imaginarte un futuro juntos.


Si podrías verme, estoy agitando una bandera roja grande en este momento. Si estás buscando un compromiso a largo plazo, ¿Cómo es posible que no puedas ver un futuro con tu pareja?

Algunas personas podrían ser geniales e incluso te podría encantar salir con ellas, pero si intentas imaginar cómo tu relación podría ser en cinco años y solo vez una nube blanca, no necesitas que otra vez te diga que estás con la persona equivocada. 

Sucede todo el tiempo, te encuentras con una persona con la que sientes que tienes una gran química, pero a veces, esa chispa no siempre se enciende por las razones correctas. En algún momento, te das cuenta de cómo ambos son incompatibles, pero por alguna razón, luchas para mantener la relación.


Puede que esto ocurra por todo el esfuerzo que dedicaste hacia él o ella; o tal vez porque sientes que deberías intentarlo a causa de lo que una vez fueron; o puede que sólo no supieras cómo terminarlo porque no quieres lastimar a la otra persona.

Revivimos este patrón de luchar por una relación que no está bien para nosotros una y otra vez por muchas razones y excusas diferentes. Soy un firme creyente de que cada relación que tienes debe ser la mejor de todas. Si la persona con la que estás ahora te hace dudar de ese sentimiento, algo está mal.

Ahora que ya tienes una idea de cómo saber cuándo una relación ya no funciona, no merece la pena que te esfuerces tanto en mantener una relación que sientes equivocada porque es simplemente un desperdicio de tiempo. En lugar de eso, podrías estar con alguien que podría ser él o la más adecuada para ti.

Este artículo se titula: ¿Cómo Saber Cuándo Una Relación Ya No Funciona?


¿Cómo Saber Si Tengo Ansiedad?

Al igual que algunas personas se sienten deprimidas en el invierno, algunas se sienten ansiosas...

Mujer con ansiedad

Al igual que algunas personas se sienten deprimidas en el invierno, algunas se sienten ansiosas. Pero, ¿Cómo saber si tu ansiedad es una parte de tu vida o es una condición grave de salud mental?

"La ansiedad es una emoción normal que casi todo el mundo siente, pero si es persistente, y está interfiriendo con aspectos importantes de tu vida, entonces debes buscar atención para eso.” Dice Lawrence D. Needleman, Ph.D., profesor de psiquiatría clínica de la Clínica de Psiquiatría del Paciente No Hospitalizado de la Universidad Estatal de Ohio. 


Aunque las condiciones físicas comunes podrían ser fáciles de diagnosticar con una serie de pruebas, los trastornos de salud mental tienden a ser más complicados. De hecho, los médicos diagnostican menos de la mitad de los pacientes que cumplen los criterios de trastornos psicológicos, según la Organización Mundial de la salud. Los profesionales médicos a menudo diagnostican mal porque no han tenido la suficiente formación en enfermedades mentales, según el Dr. Needleman.

Aproximadamente 40 millones de adultos en los Estados Unidos tienen algún tipo de trastorno de ansiedad, y muchos más podrían no darse cuenta de ello, ya que puede ser difícil descifrar y comparar pensamientos, sentimientos y temores con la persona promedio. Entonces ¿Qué signos de trastornos de ansiedad podrías tener sin saberlo?

A continuación te presento una lista con 13 señales para saber si tienes ansiedad. 

13 Señales que tienes ansiedad y no lo sabes

1. Las reacciones exageradas al estrés


"Los pensamientos de ansiedad o pensamientos que provocan ansiedad a menudo pueden tener que ver con la anticipación de algún evento negativo o catastrófico en el futuro", Segun el Dr. Needleman. Así que las personas con trastorno de ansiedad tienden a sobreestimar estos eventos o catástrofes y subestimar sus recursos.


2. Dificultad para relajarse


Una incapacidad para relajarse, aliviar la mente de preocupaciones y constantemente estar estresado podría ser un signo de un trastorno de ansiedad, según el Instituto Nacional de Salud Mental. Si las técnicas de reducción de estrés funcionan para otros, pero no funcionan para ti, un tratamiento más fuerte puede ser necesario para tratar un posible trastorno de ansiedad.

3. Te asustas con facilidad


Saltar de tu silla en una demostración de una actividad Paranormal le pasa a mucha gente, y no es necesariamente un signo de trastorno de ansiedad. Pero los expertos clasifican una respuesta de sobresalto "exagerado" como un signo de ansiedad, según el NIMH.

Sentirte con frecuencia al borde y sorprendido por el más mínimo evento inesperado, podría significar que existe una respuesta de sobresalto exagerada.

4. Dificultad para concentrarse

Un síntoma primario de varios trastornos de la salud mental, es la dificultad para mantener la concentración. Concentrarse en una tarea puede ser difícil para las personas que viven con trastornos de ansiedad.

5. Problemas para conciliar o mantener el sueño


Los trastornos del sueño y la ansiedad a menudo van de la mano. No sólo la falta de sueño puede empeorar los síntomas de ansiedad, sino también la dificultad para dormir puede ser un signo de trastornos de ansiedad. 

Los problemas para dormir y la dificultad para permanecer dormido podrían ser una de las muchas señales que tienes un trastorno de ansiedad.

6. Sensación de irrealidad 


"Algo que las personas con ansiedad experimentan es una sensación de irrealidad," según el Dr. Needleman. "Se sienten separados de ellos mismos o incluso a veces se sienten fuera de su cuerpo."

7. Los dolores de cabeza


Los trastornos de ansiedad causan problemas dolorosos que comparten muchas condiciones físicas y mentales. La identificación de estos como signos de ansiedad, en lugar de otros trastornos, puede ser difícil, pero una combinación de estos síntomas podría representar un trastorno de ansiedad.

"Muchos de los síntomas físicos de forma aislada sólo pueden llevar a la gente a pensar que tienen dolores de cabeza por cualquier razón, o náuseas a causa de una infección estomacal", dice el Dr. Needleman.


El trastorno de ansiedad generalizada puede causar dolores de cabeza de migraña con dolor intenso en uno o ambos lados de la cabeza, justo detrás de un ojo o del oído, de acuerdo con la Asociación de Ansiedad y Depresión de América.

8. Dolores musculares y tensión


Las personas con ansiedad pueden experimentar comúnmente dolor crónico, incluyendo enfermedades como la artritis y la fibromialgia. Los síntomas de estas condiciones incluyen dolor, rigidez, inflamación y daño en el cartílago articular.

9. Los problemas de garganta


Tener la sensación de que algo está atascado en la garganta se conoce como globo histérico. El estrés y la ansiedad pueden causar esta sensación, además de una sensación de opresión en la garganta. Estos pueden contribuir a la dificultad para tragar. 


10. Temblor


Los temblores y sacudidas pueden ser un síntoma de ansiedad, especialmente si una persona tiene la impresión de que no pueden detenerse. Los pequeños temblores pueden ser más pronunciados cuando estás descansando o tratando de dormir, de acuerdo con el Centro de Ansiedad.

11. Transpiración


Sudar antes de una presentación no significa que una persona tiene un trastorno de ansiedad. Sin embargo, la sudoración puede ser un signo de un trastorno de ansiedad mayor si también se asocia con problemas constantes de relajación.

12. Náuseas


El estrés, el miedo y la ansiedad pueden causar una serie de trastornos estomacales e intestinales, incluyendo náuseas. Estas condiciones de salud mental hacen que el cuerpo funcione de manera anormal, dando como resultado un sentimiento de inquietud en el estómago.

13. La incontinencia de urgencia


La ansiedad puede causar viajes frecuentes al baño, especialmente para las mujeres, según un estudio del Grupo de Estudio de la Incontinencia MRC de Leicestershire. Los investigadores encontraron que más de la mitad de los participantes en el estudio con incontinencia de urgencia mostraron otros síntomas de ansiedad.


Para terminar, si tienes algunos síntomas de los listados debes acudir a un profesional de la salud mental para un diagnóstico adecuado. Muchas veces las personas que están sufriendo no buscan atención por pena o vergüenza, como dice el Dr. Needleman. Otras tienen dificultades para reconocer cuál es su problema en sí, porque no se dan cuenta de que puede ser un trastorno de ansiedad subyacente.

Este artículo se titula: ¿Cómo Saber Si Tengo Ansiedad?


10 Malos Hábitos Tóxicos Que Debes Cambiar

Una vez oí que nuestros buenos hábitos superan a los malos, con mucho, si alguna vez queremos...

Hombre con malos hábitos tóxicos

Una vez oí que nuestros buenos hábitos superan a los malos, con mucho, si alguna vez queremos éxito en cualquier cosa en la vida. Suena simple y casi obvio, pero la verdad es que la mayoría de nosotros ni siquiera somos conscientes de nuestros malos hábitos tóxicos. Ciertamente tiene sentido, nuestros hábitos son automáticos, no pensamos antes de actuar.

¿Sabías que en promedio el 40% de tus acciones diarias son automáticos? Esto nos sirve de muchas maneras; imagina tener que volver a aprender a conducir un coche todos los días? Otros hábitos parecen causar caos en nuestras vidas, aunque, sin duda se pueden corregir. 

¿Cuáles son los malos hábitos tóxicos que la mayoría de nosotros tenemos? A continuación te dejo una lista con 10 malos hábitos tóxicos que muchas veces no somos conscientes pero que nos afecta negativamente y a nuestras interacciones con los demás.

10 Malos hábitos tóxicos a tener en cuenta

1. Dejas que el pasado dicte tu presente y tu futuro


Al igual que un elefante encadenado a un pequeño palo, que está condicionado para creer que no puede escapar, muchos de nosotros también nos convertimos en prisioneros de nuestro pasado. ¿Con qué frecuencia dejas que tu pasado influya en lo que haces ahora? Tener una mala relación en el pasado y dejar que influya en tu presente y futuro es una elección que haces, sin embargo ignoras que lo haces.

Solo porque tu ex te engañó, no significa que tu próxima pareja lo hará, por ejemplo. Crear un nuevo comienzo, decide cómo quieres sentir algo de ahora en adelante, no dejes que una memoria te manche para siempre y estate abierto a crear otras nuevas por ti mismo.

2. Esperas que suceda lo peor


¿Con qué frecuencia piensas en las cosas que no quieres que sucedan? cómo no quieres estar retrasado para el tráfico, o cómo esperar que no será un día más dolorosamente estresante en la oficina? Parece ser una forma predeterminada demasiado común de pensar, pero está claro que no hace ningún bien en absoluto. En todo lo que te centras se expande, así que empieza a pensar acerca de lo que deseas que ocurra en su lugar.

Digamos que tienes una presentación que dar, y podrías pensar automáticamente en todas las cosas que puedan salir mal en lugar de pensar acerca de lo bien que va a hacer la presentación, un hábito muy inconsciente.

Enfoca tus pensamientos en las cosas buenas que pueden suceder, y haz un esfuerzo consciente para no preocuparte tanto. Te sentirás mucho mejor, porque no sólo estarás menos estresado de cuerpo y mente, sino más feliz también. Otra ventaja es que probablemente te darás cuenta de que las cosas comenzarán a salir mejor como consecuencia de ello.

3. Hablas de amigos en común, cuando no están ahí

Si eres honesto contigo mismo, reconocerás que hablas de los demás cuando no están por ahí, por muy inofensivo que sea. Sabes cuándo estás cruzando la línea y cuando lo haces, es probable que no estés consiente de hacer eso. Al hacer esto, sin saberlo, das una impresión en la gente que no eres de confianza y también te estás reconfirmando eso inconscientemente para a ti mismo.

Es sólo un hábito inofensivo y la mayor parte de las veces no se hace con malas intenciones, son chismes sin sentido. Tan tonto e inconsciente como sea, es un mal hábito que fácilmente podría salir fuera de control. Se consciente cuando lo estás haciendo, no continúes y refuerces el mal hábito. Habla de los demás como quieres que los demás hablen de ti.

4. No cumples lo que dices


Piensa en esto, ¿cómo te sientes con esas personas que no cumplen lo que dicen? Cancelan planes, diciendo que van a hacer las cosas, pero no lo hacen; son promesas vacías. No seguir adelante con lo que dices es como mostrar "falsas alarmas", porque tu palabra comienza a significar nada, para ti mismo y para los demás.

Si te comprometes a reunirte con tus amigos para una cena, por ejemplo, no canceles y si dices que vas a enviar un correo electrónico o llamar a alguien, hazlo. Piensa dos veces antes de decir sí o comprometerte a cualquier cosa y apégate a lo que dices y hazlo! Si no puedes apegarte a las pequeñas promesas, ¿cómo vas a pegarte a las grandes? 

5. Te auto saboteas


El mayor desafío de todos los malos hábitos tóxicos es cuando nos encontramos en nuestro propio camino y no podemos salir. Es muy desconcertante y difícil de identificar por qué nos resistimos a las cosas que queremos. Este sentimiento nos da una falsa sensación de resolver el problema. Esto no ayuda en absoluto, sólo nos hace sentir más frustrados, sin embargo, todavía lo hacemos.

Si has estado queriendo perder peso por años por ejemplo, y te encuentras hablando de ello más que hacer algo al respecto, busca el apoyo que necesitas y deja de auto sabotearte.


Si te falta el impulso para cambiar lo que no te gusta, o ir tras algo que hacer, encuentra la motivación que te tire hacia adelante y conecta esto a tus valores. También separa tu viejo ego de la parte de ti que quieres cambiar. Siempre te encontrarás con resistencia al intentar cambiar un mal hábito, así es que da te permiso para liberarte del ciclo de sabotaje en el que te encuentras. 

6. Te Comparas con los demás


Este es, de lejos, uno de los malos hábitos tóxicos más sin sentido que tenemos. La única persona a quien nos deberíamos comparar es con nosotros mismos. Tus circunstancias, experiencias y habilidades son diferentes a todos los demás, no puedes comparar manzanas con plátanos sólo porque son frutas. Recuérdate a ti mismo que no es justo comparar, todos somos simplemente demasiado diferentes.

Veamos un ejemplo típico de éxito; no puedes comparar el éxito de otra persona con tu propio éxito, sino que haz una comparación qué tan exitoso eres ahora con cuánto más podrías ser. Concéntrate en tus fortalezas y en lo que eres hábil. No te compares con nadie y céntrate en ti, en lo que eres bueno. Rétate a ti mismo para lograr lo que deseas, y deja que sea la única comparación que hagas. 

7. Estas obsesionado con querer cambiar a alguien más


Tengo que poner esto en la lista porque se ve demasiadas veces e incluso podrías estar haciendo esto sin saberlo. Querer cambiar a otras personas para ser más cómo quieres que sean es una pérdida de tiempo porque la gente sólo será quien quiera ser, no lo que nosotros queremos. Podemos dar consejos, ser un hombro para llorar, pero no podemos dictar cómo otro debe actuar o vivir. La única persona que tenemos poder sobre cambiar es a nosotros mismos, y eso es todo. 

Esto se ve todo el tiempo, especialmente con las parejas tratando de conseguir que el otro socio deje de beber, consumir drogas o ir de fiesta por ejemplo, y por desgracia, la historia siempre termina igual.


Podemos estar preocupados si alguien tiene malos hábitos, pero tratar de hacer cambiar a alguien simplemente no es realista ni justo y probablemente no ocurrirá nunca. Si has estado deseando inconscientemente que alguien cambie, déjalo ir, te darás cuenta un día que esa persona no estaba destinado a ser para ti o no estaban dispuestos a cambiar.

8. Seré más feliz cuando o si...


Estamos rodeados de medios de comunicación y la prensa que continuamente nos lavan el cerebro con la idea de que la vida sería mejor si tenemos más de esto y menos de aquello. Esto nos deja perseguir ilusiones que no existen y nos hacen sentir desilusionados con nuestra propia vida. Voy a ser más feliz cuando tenga más dinero, cuando pierda peso, una mejor carrera o cuando encuentre la pareja perfecta. No nos damos cuenta que pensamos de esta manera hasta que escuchamos las palabras que elegimos y lo que decimos.

Hay cosas buenas y malas ahora mismo en tu vida, al igual que habrá más cuando tengas más de lo que deseas. Ver sólo un lado (la ilusión) es el mal hábito toxico. Perseguir ilusiones nos mantiene descontentos con vida ahora mismo.

El más típico de esta forma de pensar es pensar que serás más feliz cuando tengas más dinero, por ejemplo. La verdad es que es probable que estés menos estresado, pero no más feliz. La felicidad viene del presente, de vivir en el ahora y ser agradecido por lo que tienes, no centrarte en lo que no haces (que es, irónicamente, lo que te mantiene infeliz). Deja de lado esta ilusión, y vive más en el presente y deja de pensar en los “seré más feliz cuando…” que siempre será una ilusión en el futuro.

9. Los patrones de pensamiento negativos 


Tenemos 60 000 pensamientos en promedio bombardeando nuestra mente durante todo el día. La mayoría de las personas no son conscientes de lo negativo que realmente son, ya que es un hábito pensar de esta manera. Tal vez al crecer, adoptaste esta costumbre de tu familia o alguien a tu alrededor. Como la mayoría de la gente, pensar negativamente parece ser más común que pensar en positivo. Pensando negativamente bloqueas la creatividad, inspiración y posibilidades. Ver::: 

Te hace ampliar lo malo y minimizar lo bueno y por consiguiente, te sientes realmente mal. Sé más consciente de tu manera de pensar y cuestionar los pensamientos negativos. Algunos ejemplos podrían ser si tiendes a pensar más sobre las cosas que no se puede hacer, haciendo que te sientas un inútil en lugar de elogiarte a ti mismo o descartas tus propias ideas como imposibles. Cualquier pensamiento que no te apoya en la vida, es probablemente más negativo.


A veces no podrás evitar que los pensamientos negativos estallen en tu cabeza, pero tienes la opción de creer o pensar de manera diferente en su lugar. ¿Qué escoges?

10. Ser un hipócrita


¿Practicas lo que predicas? Es muy molesto escuchar a personas dar consejos que claramente no toman ellos mismos. Lo que es peor, decir que son de cierta manera cuando claramente no lo son. Algunas personas tienden a tener un mal hábito toxico de decir a los demás cómo deben vivir o qué hacer, pero nunca apuntan el dedo a sí mismos. Puede ser frustrante e irritante ver a alguien tan consciente lo hipócrita que están siendo.

No des consejos a menos que los tomes tú primero, y no les digas a los demás cómo vivir. Lo que funciona para ti no necesariamente podría funcionar para otros. Probablemente todos hemos sido hipócritas de un modo u otro, pero ahora tienes una opción, y cambia lo que estás siendo. Todos tenemos hábitos que deseamos que no hiciéramos, que no nos gustan y muchos de los que ni siquiera sabemos que tenemos también. 

Tómate unos minutos para ser honesto contigo mismo acerca de los malos hábitos tóxicos que puedas tener y haz un plan en conjunto para cambiarlos. Ciertamente desarrollamos hábitos de los que no nos damos cuenta, pero una vez que somos conscientes de ello, depende de nosotros cambiar o ignorarlas. No puedes cambiar quien eres, pero puedes cambiar lo que estás siendo. Todos y cada uno de nosotros tiene esa opción. 

Este artículo se titula: 10 Malos Hábitos Tóxicos Que Debes Cambiar