En nuestro afán de encontrar a nuestra pareja ideal, pasamos por muchas experiencias positivas y negativas que van definiendo la forma e...

Cómo Encontrar La Pareja Ideal Conociendo Mejor Tus Necesidades Inconscientes







pareja ideal


En nuestro afán de encontrar a nuestra pareja ideal, pasamos por muchas experiencias positivas y negativas que van definiendo la forma en que vemos las relaciones de pareja. 

¿Estas preguntas no se te hacen familiares? 

¿Por qué siempre termino con chicos malos?
¿Por qué siempre termino con el corazón roto? 
¿Por qué siempre me tocan chicos que tienen novia?
¿Por qué siempre me tocan parejas difíciles? 
¿Por qué siempre me tocan hombres infieles?
¿Por qué siempre me toca un patán?
¿Por qué siempre atraigo a los hombres casados?
¿Por qué siempre repito la misma historia de amor?
¿Por qué siempre...?

Y la lista puede continuar.

Son preguntas que con frecuencia se hacen la mayoría de las personas que están buscando encontrar a su pareja ideal y es probable que haya una respuesta en tu pasado que puedes abordarlo en el presente para mejorar tus relaciones en el futuro.

Estos son algunos conceptos que debes tener en cuenta para dejar de cometer errores y conocer mejor tus necesidades muchas veces inconscientes en una relación y porque no encontrar a tu pareja ideal.

La Compulsión a la Repetición


Tendemos a buscar relaciones que nos recuerdan aquellas que nos decepcionaron en el pasado, y tratar de darnos una segunda oportunidad y hacer que funcione. Freud llamó a esto la compulsión a la repetición, y para que esto se de, necesitamos encontrar una situación o una persona lo suficientemente similares como para recordarnos, a menudo inconscientemente, del  primero.

La esperanza es hacer las cosas bien esta vez, para recibir el amor, el respeto o la visibilidad que no tuvimos antes y cambiar el final a un final feliz. Pero las necesidades emocionales insatisfechas nos mantienen encadenados en viejos hábitos y la esperanza de tener una relación perfecta se convierte en una repetición perfecta de decepción.

La necesidad de seguridad


Las necesidades que tienen los niños de comida, vivienda, vestido, seguridad, afecto y pertenencia, no desaparecen cuando nos convertimos en adultos. Todavía necesitamos todas esas cosas y lo buscamos en nuestras relaciones. Pero nuestra capacidad de conseguir esas necesidades de seguridad depende de lo bien que se consolidaron en un primer momento.

Digamos que la necesidad de seguridad física se consolido temprano en tu vida; nunca te sentiste inseguro en tu casa. Ahora llevas esa sensación de seguridad contigo día a día, hasta que de repente sientes algo peligroso. Hay un contraste entre la seguridad que normalmente sientes y la falta de seguridad que experimentas cuando el peligro está presente. 

Puesto que sabes lo que se siente estar seguro, la alarma se dispara cuando una situación comienza a sentirte inseguro. La continua necesidad de seguridad te motiva a quitarte lo más rápido posible de esa situación.  Por otro lado, si tu necesidad de seguridad nunca se consolidó adecuadamente, no sabes lo que se siente verdaderamente estar seguro.

Una situación peligrosa puede no causar una alarma, porque no hay suficiente cambio (de sentirte seguro a sentirte inseguro) para activar dicha alarma. Por este motivo podrías terminar en peligro más a menudo que alguien que disfruta de una mejor sensación de seguridad.

Las Necesidades emocionales insatisfechas


Lo mismo es válido para otras necesidades, como la visibilidad emocional, el aprecio y el respeto. Si esas necesidades no se han cumplido de manera adecuada en ti, no tendrás el radar para evitar a las personas que te fallarán en esas áreas, no verás una bandera roja al comienzo de una relación.

De hecho, este tipo de relaciones, incluso podría ser atractivo porque son lo suficientemente familiares para apelar a la compulsión a la repetición. Inconscientemente podrías pensar: "Quizás esta vez, puedo conseguir un poco de afecto de esta persona que no es cariñosa. Puedo tener mi final feliz."

    "Hasta que las necesidades emocionales no logradas se conviertan en conscientes, los patrones insatisfactorios de una relación tienden a continuar."


La auto-compasión

La próxima vez que una relación comience a causarte dolor emocional crónico, enfoca la atención en tu propio corazón. No pienses en tu pareja y lo que él o ella está haciendo mal y lo que debe hacer para darte lo que necesitas. En lugar de eso, pone palabras a tus sentimientos: Me siento solo/abandonado/sin valor." Concéntrate en las emociones dentro de ti, no en la otra persona. Permítete llorar si te apetece. Háblate a ti mismo con amabilidad y suavidad.

Si te sientes enojado, pregúntate que está por debajo de la ira alimentándolo. Probablemente es una emoción más vulnerable como la tristeza o el miedo. Permítete experimentar eso: No hay nada de malo en sentirse de esa manera. Da mayor atención a tus emociones, y cuanto más tiempo te sientas con ellos, más serás capaz de resolverlos y ayudarlos a sanar.

A lo largo del camino tendrás mucha práctica con la auto-compasión, lo que creará un contraste cuando no recibas la compasión de los demás.  Aprenderás a evitar aquellos que no te tratan tan bien como ahora te tratas a ti mismo.

Las necesidades emocionales no logradas no tienen que sellar tu destino. Puedes comenzar a satisfacer tus propias necesidades en este mismo momento y comenzar un nuevo ciclo de relaciones positivas.

Este articulo se titula: Como Encontrar La Pareja Ideal Conociendo Mejor Tus Necesidades Inconscientes

0 comentarios: