5 Maneras de Evitar los Pensamientos Negativos Mientras que la auto-reflexión es útil, la rumia mental (perturbación del pensamien...

Cómo Evitar Pensamientos Negativos







Persona pensando exageradamente y tratando de evitar pensamientos negativos

5 Maneras de Evitar los Pensamientos Negativos


Mientras que la auto-reflexión es útil, la rumia mental (perturbación del pensamiento) es perjudicial. Hacer hincapié en tus problemas, acrecentar tu mala suerte y compadecerte a ti mismo sólo aumenta tu angustia.

Quizá vuelves a reproducir en tu cabeza esa conversación que tuviste con tu jefe una y otra vez sin poder evitarlo, o tal vez no puedes dejar de pensar en cómo te humillaban en la escuela. Esos comentarios hirientes invaden tu mente cada vez que conoces gente nueva o cuando tengas unos minutos de silencio. A medida que recuerdas esos tiempos dolorosos, tu auto-confianza se desploma y aumenta tu desesperanza.

Si tiendes a ser un sobre-pensador, no estás solo. Es un problema común que la mayoría de las personas experimentan en un momento u otro.
El problema de Rumiar

Insistir en pensamientos recurrentes y emociones perturbadoras no es bueno para ti. Éstos son algunos de los peligros de la rumia mental:

Hacer hincapié en malos pensamientos conduce a problemas de salud mental. Mientras más piensas en tus dificultades, errores y problemas, más probable es que experimentes depresión, trastorno de estrés postraumático y ansiedad

Centrarte en tus problemas causa problemas de salud mental que duran más tiempo. Cuanto más piensas en tus problemas,  más difícil es recuperar tu salud mental.

El pensamiento negativo es un ciclo difícil de romper. Con el tiempo, la rumia se convierte en un mal hábito. Puede llegar a estar tan arraigada en ti, que tendrás dificultades para cambiar tu forma de pensar.

Rumiar puede llevar a habilidades de afrontamiento poco saludables. Estudios muestran que  la rumia aumenta la angustia emocional, lo que incrementa el riesgo de desarrollar problemas de abuso de sustancias o trastornos de conducta alimentaria.

Cómo dejar de rumiar y tomar el control para evitar los pensamientos negativos


Si tiendes a hacer hincapié en tu sufrimiento y te castigas por tus errores, comprométete a cambiar la manera en que piensas. Se necesita práctica y dedicación para controlar y evitar los pensamientos negativos para dejar de rumiar, pero hacer eso te ayudará a sentirte mejor y comportarte más productivamente.
1. Reconoce cuando está sucediendo.

Cuanto más se rumia, más probabilidades hay de quedar atrapado en un ciclo negativo que es difícil de romper. Se consciente de tus hábitos de pensamientos negativos y presta mucha atención al momento en que esos malos pensamientos invaden tu cabeza una y otra vez. Mientras más rápido lo notas, más rápido puedes elegir pensar en algo más productivo.

2. Busca soluciones.

Pensar en tus problemas no es útil, a menos que estés buscando una solución. Pregúntate si hay algo que puedas hacer para dar solución a ese problema. Comprométete a aprender de tus errores y solucionar tus problemas para que puedas seguir adelante.

3. Aparta un tiempo para pensar. 

Tu cerebro necesita una oportunidad para procesar las cosas que suceden en tu vida diaria. Aparta 20 minutos cada día para pensar, preocuparte, o reflexionar. Pon tu "tiempo para pensar" en un horario. Cuando notes que estás preocupándote o rumiando fuera de esa hora programada, recuérdate a ti mismo, "Voy a pensar en ello más tarde."

Saber que tendrás posibilidad de pensar de un tema inquietante posteriormente, te puede ayudar a postergarlo y a pensar tus problemas de una manera más productiva, también impedirá castigarte a ti mismo por reutilizar tus dolorosos recuerdos una y otra vez.

4. Distráete.

Convencerte de no pensar en algo podría ser contraproducente y provocara que pienses aún más en ello. La mejor manera de distraerse es encontrar una tarea que te mantenga ocupado. Hacer ejercicio, llamar a un amigo para hablar de un tema completamente diferente, o hacer un proyecto familiar, te ayudará a evitar esos pensamientos  negativos e inquietantes de tu cabeza.

5. Practica mindfulness.

La atención plena es la clave para vivir en el "aquí y el ahora". Cuando estás consciente, podrás estar completamente presente en el momento. Al igual que otras formas de meditación, la atención plena requiere práctica, pero con el tiempo, se puede disminuir en gran medida la rumia mental.

Evitar los pensamientos negativos no es fácil, se requiere de mucha paciencia y dedicación. Para ayudarte en este proceso, en este post encontraras 6 maneras más de cambiar pensamientos negativos por positivos para que dejen de sabotear tu camino al éxito.  

Este artículo se titula: Como evitar pensamientos negativos 

0 comentarios: