Si estás rodeado de personas como la mayoría -por no decir todos- tarde o temprano terminaras siendo ofendido por alguien. Es algo in...

Cómo Responder A Una Ofensa

16:43:00 Sergio Peñaranda 0 Comments







Persona pensando luego de ser ofendido por alguien

Si estás rodeado de personas como la mayoría -por no decir todos- tarde o temprano terminaras siendo ofendido por alguien. Es algo inevitable. Entonces la pregunta es: ¿Cómo responder cuando te ofenden?. En un artículo pasado, vimos cómo puedes defenderte de los insultos con palabras usando las herramientas de la asertividad.

En esta entrada, no te voy a decir específicamente como responder a alguien que te ofende o que decir cuando te ofenden y menos como ofender a alguien que te ofende. Más bien quiero darte unos simples pasos que puedes tomar para hacerle frente a las ofensas de los demás. Estos pasos te ayudarán a desarrollar nuevas técnicas y a evitar que reacciones a las ofensas de la forma que siempre lo haces.

9 Cosas que puedes hacer antes de responder a una ofensa

1. Reconoce la ofensa por lo que es

Cuando alguien te ofende piensa: ¿Es intencional? ¿Es involuntario? ¿Se trata de un malentendido? Escucha lo que te dice tu corazón sobre lo sucedido. Por lo general, tu reacción visceral es un buen indicador de lo que realmente piensas. Sin embargo, escucha la verdad detrás de esa reacción para asegurarte de que no es uno que procede de tu pasado. Así sabrás como contestarle a una persona que te ofende intencionalmente en lugar de reaccionar instintivamente.

2. Resiste la tendencia a defender tu posición. 

Si decides que necesitas confrontar o responder a la persona que te ofende, sólo da tu punto de vista sobre el incidente. Cuando no te aferras a lo que estás sintiendo, le das a la otra persona permiso para explicar su punto de vista. Entonces juntos pueden llegar a un acuerdo, y como resultado hasta un perdón recíproco. 

3. Renuncia a la necesidad de tener la razón. 
Esto puede ser una consecuencia de heridas en el pasado y puede ir de una mala situación a una peor. Las personas tienen derecho a sus propias ideas y opiniones. Cuando las diferencias de opiniones surgen, no necesariamente una persona está en lo correcto y la otra está equivocada. Simplemente pueden estar en desacuerdo. 

4. Reconoce y pide disculpas por cualquier cosa que puedas haber hecho para contribuir a la situación. 

Asegúrate, sin embargo, de que se trata de una intervención o descuido legítimo y no una falsa culpabilidad provocada por situaciones pasadas. Tratar mal a alguien únicamente porque te trataron mal a ti en el pasado, no ayuda en nada. La otra persona no tiene la culpa de cómo te ofendieron otras personas. 

5. Responde a la ofensa, no reacciones.

Para ello será necesario hacer una pausa el tiempo suficiente para tener la oportunidad de pensar y evaluar que y como contestar a alguien que te ofende. Respondiendo y no sólo reaccionando, ejerces control sobre tu comportamiento. Que te hayan ofendido en el pasado pudo llevar a que hayas desarrollado algunos puntos muy sensibles que otros descuidadamente pueden empujar sin comprender las consecuencias.


Aprender esta habilidad te ayudará a responder una ofensa de manera apropiada, dando a tus respuestas una mayor potencia y un significado para los demás. 

6. Adopta una actitud conciliadora en lugar de atacar o retirarte.  

Una actitud conciliadora es mucho más fácil para hacer frente a una hostil o defensiva. Practica mantener una actitud de amor y aceptación. Esto no significa que estás de acuerdo con la persona que te ha hecho daño, simplemente has optado por responder a una ofensa de cierta manera nada más.

7. Date cuenta de que puedes ser el blanco de la ira de alguien, pero no la fuente de la misma. 

Puede que te encuentres en una posición de ser la gota que colmó el vaso para otra persona. Responsabilízate sólo de tu parte, y evita caer en la trampa de aceptar la falsa culpabilidad de otros. 

8. Crea límites personales.

Esto es parte de la recuperación de tu poder personal. Tienes el derecho de definir cuáles son tus límites e insistir en que se respeten. Si tienes problemas para fijar tus limites, en este post te enseño cómo hacerte respetar y poner limites saludables con los demás.  

9. Date cuenta  de que incluso si alguien te ha hecho daño, no tiene por qué afectar tu felicidad.  

Recuerda, estás a cargo de tu actitud y tu respuesta. Puedes superarlo y seguir adelante. 

Si el daño no fue intencional, pregúntate: "¿Por qué le estoy dando tanta importancia y aferrándome a ella?"  Si el daño fue intencional y fue perdonado, pregúntate: "Si la persona me ha pedido perdón y ha seguido adelante, ¿por qué estoy yo todavía atrapado en el dolor?"  Si el daño fue intencional y sin perdón, dite a ti mismo, "elijo perdonar el dolor que la persona me causó, así es que lo puedo superar."

Entonces reafírmate a ti mismo y determina ser feliz. Esa es una elección que deberías reservar para ti mismo.  

Ahora que ya sabes cómo contestar cuando te ofenden, te sugiero que practiques... ya que solo con práctica sabrás manejar las ofensas de los demás y responder de una manera más asertiva y no pasiva ni agresiva como generalmente lo solías hacer.

¡Hasta pronto! 

Este artículo se titula: Como responder a una ofensa

0 comentarios: