Hay muchas razones del por qué los hombres casados buscan una amante . Para empezar los hombres casados son algo diferentes a las mujer...

¿Por Qué Los Hombres Casados Buscan Amantes?







Hombre casado con la amante en el sofa

Hay muchas razones del por qué los hombres casados buscan una amante. Para empezar los hombres casados son algo diferentes a las mujeres cuando se trata de buscar amantes | Ver: Por qué a las mujeres les gustan los hombres casados | y mucha de esa diferencia se debe al hecho de que los hombres tienden a definir la infidelidad con poco rigor. Muchos hombres casados incluso están conscientes que son una mercancía caliente y disfrutan de usar sus anillos de boda, ya que parece atraer más a las mujeres que desean saber cómo enamorar, seducir, conquistar y enloquecer a un hombre casado.

Otros argumentan que, como son hombres, en su imperativo biológico esta tener relaciones sexuales con tantas mujeres como sea posible. En su opinión, necesitan difundir su semilla y propagar la raza, ya que al parecer, ellos (y sólo ellos) se sienten en la cima de la cadena alimenticia sexual Darwiniana. 

Pero no todos los hombres piensan de ese modo. Entonces ¿Por qué los hombres casados tienen amantes? ¿Que lleva a un hombre felizmente casado a buscar una amante y engañar a su dulce esposa que espera pacientemente en casa a que su esposo termine su trabajo en la oficina? 

¡Oh mejor aún! ¿Qué busca un hombre casado en una amante?


A continuación te muestro 10 típicas razones por las que un hombre casado busca una amante. 


    1. Una amante se ríe de sus chistes malos, mientras que su esposa le pone los ojos en blanco y niega con la cabeza.
    2. La amante le dice lo fuerte y magnifico que es en cada ocasión que pueda.
    3. Es fácil estar con la amante porque no le dará lata con las facturas, los niños, y listas de quehaceres.
    4. Una amante está dispuesta a tener sexo salvaje y desinhibido con él cada vez que lo requiera.
    5. A sus amigos les gusta más la amante.
    6. La amante hace que se sienta de buen humor.
    7. Verse a escondidas con la amante enciende más su deseo.
    8. Una amante es más ardiente que su mujer, y eso le hace sentirse más apasionado.
    9. La amante es más joven que su esposa, y hace que él se sienta más joven.
    10. Una amante siempre quiere divertirse, incluso si eso significa lanzarse desde un puente a medianoche.


La parte interesante de esto es que muchas esposas podrían haber escrito esta lista, ya que saben de sobra porque los hombres tienen amantes y sin embargo, se niegan a hacer algún esfuerzo para cambiar y proporcionar a sus maridos (y a ellas mismas) un poco de variedad en su vida de pareja nada romántica y más monótona. 

Si bien la anterior lista se basa más en el sentido común, sirve para ilustrar por qué un hombre casado busca otra mujer fuera del matrimonio. Pero además del sentido común, hay una variedad de razones psicológicas del por qué un hombre casado busca una amante después de hacer un voto de monogamia.

10 Razones psicológicas del por qué los hombres casados buscan amantes 


1. Es mentiroso.

Nunca tuvo intención de ser monógamo, pese a su compromiso. No entiende que su voto de fidelidad es un sacrificio hecho por y para su relación y la persona que él profesa amor. Este hombre ve la monogamia como algo a ser trabajado en lugar de aceptado.

2. Es inseguro.

En el fondo, él siente que es demasiado joven, demasiado viejo, demasiado gordo, demasiado delgado, demasiado pobre, demasiado estúpido o demasiado lo que sea conveniente para ser deseable. Él se busca una amante para sentirse mejor consigo mismo, para reconfortarse a sí mismo que todavía es deseable, que vale la pena, y que es lo suficientemente bueno.

3. Es inmaduro.

Él piensa que mientras su pareja no se entere, no hace daño a nadie. No entiende que las esposas casi siempre saben cuándo algo está pasando. No "concibe" que su pareja llegará a saber lo que está pasando, y cuando eso ocurra, será catastrófico, no tanto para él si no para su esposa y familia.


4. Está dañado.

Tal vez él está desempeñando sus primeras experiencias de trauma, tales como el abuso físico, descuido o abuso sexual. Esas primeras experiencias han hecho que sea incapaz de comprometerse plenamente a sí mismo con otra persona. También puede buscar la intensidad sexual con una amante como una forma de auto-medicarse (un escape) a su dolor emocional y psicológico.

5. Tiene expectativas poco razonables.

Él cree que su esposa debe satisfacer todas sus necesidades sexuales y emocionales, sin falta. En su forma narcisista y auto-centrada, no entiende que su esposa puede estar haciendo maravillas con múltiples prioridades (los niños, trabajo, hogar, finanzas), además de él y la relación. Y cuando su esposa, inevitablemente, le falla (en su opinión), se siente con derecho a buscar atención íntima en otro lugar.

6. Siente que se lo merece.

Él se aburre, se siente explotado en el trabajo, o se engaña así mismo de que se siente merecedor de algo especial que es sólo para él buscando amantes para satisfacer sus necesidades. O tal vez quiere más atención por parte de su pareja y cree que un período de alejamiento hará que ella cumpla.

7. Está confundido sobre el amor.

Confunde limerencia la "fiebre" de principios de romance con el amor. No entiende que en las relaciones amorosas, la atracción visceral que sentimos al principio es reemplazado gradualmente por sentimientos más dulces de apego a medida que la relación avanza y donde priman también la honestidad, el compromiso y la intimidad emocional.

8. Es adicto.

Tal vez tiene un problema con el alcohol o las drogas que afecta a su toma de decisiones y lo desinhibe. También puede tener un problema con la compulsión sexual, lo que significa que utiliza la actividad sexual con una amante como una forma de auto-calmarse, escapar de emociones incómodas, y disociarse del dolor de las condiciones psicológicas subyacentes.


9. Quiere terminar con la relación.

Él está tratando de poner fin a su relación actual y está utilizando actividades sexuales y románticas fuera de casa para dar a su esposa "el mensaje" sin tener que ser directo. Si es un hombre que no le gusta estar solo, buscara una nueva persona "mejor" antes de salir de una relación actual lo que le proporciona un aterrizaje más seguro y más suave.

10. Carece de vinculación masculina y una comunidad de pares.

Habiendo infravalorado su sana necesidad para mantener amistades bien fundadas, solidarias y una comunidad con otros hombres, su reacción a un cónyuge ocupado o distraído es tanto más perjudicial ya que espera que todas sus necesidades físicas y emocionales deben ser cubiertas por esta persona (es decir: mamá).

¿Cuáles son los efectos psicológicos en su pareja?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no es la infidelidad específicamente que hace el mayor daño a una relación comprometida. Es el patrón continuo de secretos y mentiras que rodea al engaño que causa a una pareja amorosa el mayor dolor. Repito: La profunda y repetida traición de confianza en la relación causa la mayor parte de dolor. 

Lamentablemente, la mayoría de los hombres casados (y mujeres) que optan por engañar a sus parejas no se dan cuenta los profundos efectos que su comportamiento puede tener en su pareja. Un importante estudio reciente encontró que las esposas de los hombres que han descubierto un patrón de infidelidad en sus parejas a menudo experimentan síntomas de estrés agudos similares a los encontrados en el trastorno de estrés postraumático (TEPT).


Como era de esperar, el daño emocional causado por la infidelidad puede ser difícil de superar, incluso con la ayuda de un experimentado terapeuta de parejas. Dicho esto, si ambos socios están comprometidos con el cambio de comportamiento y la curación, la mayoría de las relaciones se pueden salvar, incluso reforzarlo, después de una infidelidad. Es difícil pero no imposible, te dejo una guía sobre cómo perdonar a alguien que te hizo mucho daño. 

Sin embargo, para algunas mujeres y sus cónyuges, la violación repetida de la confianza es demasiado y no son capaces de experimentar la seguridad emocional necesaria requerida para reconstruir una relación y seguir adelante. En tales casos, un terapeuta puede ayudar a negociar una ruptura, ofreciendo orientación para ambos individuos para seguir adelante con sus vidas.

Hasta la próxima

Este artículo se titula: ¿Por qué los hombres casados buscan amantes?

0 comentarios: