¿Es amor lo que sientes por tu pareja o simplemente es apego? El amor puede ser complicado, pero después de leer este post sabrás cómo ...

5 Diferencias Entre Amor Y Apego







2 corazones unidos por un cordón (diferencia entre amor y apego)

¿Es amor lo que sientes por tu pareja o simplemente es apego? El amor puede ser complicado, pero después de leer este post sabrás cómo diferenciar entre el amor verdadero y el apego. Espero que estas diferencias te ayuden a nutrir tu relación actual o crear uno basado en el amor verdadero a futuro. 

¿Cómo distinguir entre amor y apego? 

1. El amor es desinteresado, el apego es egoísta.


Cuando es amor, Te centras en hacer feliz al otro. Siempre estás pensando en maneras de asegurarte de que tu pareja se sienta amada y satisfecha. No estás llevando la cuenta, discutiendo sobre quién da más, o peleando por quien se supone debe ordenar la habitación. No chantajéas emocionalmente a tu pareja, no intentas manipularla, o tratas de dominar la relación. .

Cuando estás simplemente en una relación de apego, te centras sobre las maneras en que pueden hacerte feliz. Te vuelves dependiente en gran medida de tu pareja e incluso puedes tratar de controlarla para evitar el abandono. En lugar de enfrentarte a tus propios problemas, utilizas a tu pareja para mejorar tu autoestima y llenar un vacío en tu interior. En lo más profundo de ti, crees que tu pareja es responsable de tu felicidad y te frustras y enojas si fracasa en no darte lo que deseas.

2. El amor es liberador, el apego es control.

El amor mutuo te permite ser tu verdadero yo. Tu pareja te anima a ser quien realmente eres y que no tengas miedo de exponer tus debilidades. La confianza mutua se desarrolla y se convierte en un poderoso catalizador para el crecimiento personal de ambos. El amor nunca está controlado. En realidad, el amor trasciende el control. La capacidad de tu pareja de aceptar lo que eres y animarte a perseguir tus sueños le permite dejar de lado la necesidad de controlar tu vida.

El apego, por otra parte, tiende a alimentar el comportamiento de control. Puedes desanimar a tu pareja de pasar tiempo con sus amigos, o jugar juegos que le gusta. Incluso puedes tratar de manipularle para que se quede contigo, independientemente de sus sentimientos.

3. El amor es crecimiento mutuo, el apego es estorbo.


Si es amor, tu pareja y tú van a crecer juntos. Si ambos trabajan para convertirse en una mejor versión de sí mismos, te volverás mejor de lo que pudiste hacerlo por ti mismo. En pocas palabras, tu pareja estimula tu crecimiento, y haces lo mismo por ella.


En caso de apego, tu necesidad de controlar y tu incapacidad para resolver tus propios problemas restringen tu crecimiento, así como la de tu pareja. Tus problemas no resueltos causan dependencia innecesaria sobre tu pareja. Como es lógico, esto restringe el crecimiento de ambos -y hace que sea difícil amar de una manera saludable.

4. El amor es eterno, el apego es transitorio.


El amor sobrevive al paso del tiempo. Si en última instancia, terminas con tu pareja, ya sea temporal o definitivamente, esa persona siempre tendrá un lugar en tu corazón y tu continuarás deseándole lo mejor por el resto de su vida.


Por otra parte, si simplemente era apego, es probable que mantengas el resentimiento después de la ruptura. Puedes incluso experimentar sentimientos de traición. Estos sentimientos se derivan de la suposición de que tu pareja tenía la obligación de hacerte feliz, y que a tus ojos, no cumplió.

5. El amor es el ego reducido, el apego es el ego impulsado al máximo.


Cuando es amor, te vuelves menos egocéntrico. Tu relación sirve para reducir tu ego, fomenta tu crecimiento y te anima a ser menos egoísta y a dar más amor. La relación que tienes con tu pareja es un combustible de cambio positivo para los dos. Más importante aún, ambos tienen el valor de compartir sus debilidades, exponer sus vulnerabilidades, y comunicarse desde el corazón.

Por otra parte, las relaciones basadas en el apego suelen ser dominados por el ego. Por esta razón, muchas personas caen repetidamente en una corriente continua de relaciones insatisfactorias, cada una de las cuales implica el mismo problema recurrente. Les resulta difícil mirar dentro y resolver sus problemas. Esto genera dependencia dentro de tu relación, lo que desencadena la sensación de que no puedes ser feliz sin tu pareja. Dependes de tu pareja para resolver tus problemas o, al menos, ayudarte a olvidarlos.


Si no estás enamorado en este momento, espero sinceramente que encuentres a tu alma gemela y construyas una magnífica relación con esa persona. Hasta entonces, ¿por qué no trabajas en convertirte en una mejor versión de ti mismo y amarte más? Como dice el dicho: "Los iguales se atraen". Si ese es el caso, es prudente convertirte en la persona que deseas atraer. ¿No te parece?

Este artículo se titula: 5 Diferencias Entre Amor Y Apego

0 comentarios: