Las relaciones son importantes - entre ellas, nuestras familias, nuestros amigos, y la gente que nos importa. Hay un punto en las relac...

Cómo Saber Si Terminar Una Relación - 8 Señales Que Debes Tomar En Cuenta







Pareja que no sabe cuando terminar una relación

Las relaciones son importantes - entre ellas, nuestras familias, nuestros amigos, y la gente que nos importa. Hay un punto en las relaciones amorosas cuando las cosas se vuelven serias y se convierte en una relación real, donde la idea de pasar tu vida con esta persona y diseñar una vida juntos es una continuación válida y comprensible de la relación. Pero la pregunta para este post es… 

¿Cómo saber cuando terminar una relación?


Terminar una relación amorosa no es fácil, a veces estamos tan atrapados en los patrones y los horarios, las cómodas ranuras de nuestra vida y algo tan perjudicial y discordante como el final de una relación puede parecer demasiado esfuerzo, incluso cuando no estamos del todo contentos. Si te sientes como si estás atascado en este lugar, buscando signos para determinar si debes o no terminar una relación de años, comprueba la lista de señales para cuando llegue el momento de tomar el toro por los cuernos y poner fin a la relación.

8 Señales para saber si terminar una relación es lo correcto

1. No confían el uno al otro.

La confianza es una de las partes más importantes de cualquier relación y cuando se pierde eso, es casi seguro que el tiempo de poner fin a la relación amorosa ha llegado. Las señales de que tu relación ha pasado por esto es simple -te encuentras cuestionando los motivos de tu pareja, habilidades y razones todo el tiempo- Todo, desde la razón por la que tu pareja actúa tan agradable contigo, a cuánto confías en tu pareja para tomar algo que es importante para ti y lo respetas.

Si hay desconfianza mutua de cada lado, puede conducir a un desmoronamiento absoluto de la relación y los cimientos sobre el que se construyó, provocando los celos, la ira, la posesividad y otros sentimientos negativos que presentan fugas y envenenan la relación ya por si débil. Llegando a este punto es muy difícil volver a empezar y una de las razones por las que podría ser adecuado poner fin a la relación de noviazgo, no importa que sea una relación de años.

2. Te das cuenta de que tienes valores diferentes.

Todos tenemos nuestros propios valores que son importantes para nosotros - la seguridad, la libertad, una familia conservadora, una familia liberal, un matrimonio abierto. Sean cuales sean tus valores, está bien, pero cuando empiezan a rozar incómodamente contra tu pareja, podría ser un signo de alerta temprana de que algo no va bien y podría ser el momento de poner fin a la relación amorosa.

Cada relación tiene un proceso de compromiso, negociación y asimilación de los valores de tu pareja en tu vida, pero a veces los valores son demasiado distintos y diferentes y probablemente causará una grieta cuando uno de ustedes lucha contra lo que realmente quiere y qué has decidido debe hacerse con el fin de satisfacer las necesidades de la otra persona. Si esto es un grave problema en tu relación, es mejor para ambos poner fin a la relación y seguir adelante.

3. Ya no tienes planes con él o ella en mente.
Si has estado sacando lentamente a tu pareja fuera de tu vida, es el momento para eliminarla realmente. Todos hacemos planes para el futuro, incluso si sólo son para las próximas semanas o meses más o menos, y tu pareja siempre debe ser considerada como una parte de ellos, aunque los planes directamente no la involucren.

Ya no hacer planes con tu pareja en mente es uno de los principales signos de que es el momento de poner fin a la relación de años. Si no estás haciendo planes con tu pareja en mente, ya no es una gran parte de lo que aprecias. Si inconscientemente lo vez de manera transitoria, es decir, como si tu pareja no es un elemento permanente o una parte sólida de tu vida, entonces ya lo has dejado ir y sólo están patinando sobre agua. Pon fin a la relación de modo que ambos puedan seguir adelante.

4. Ya no tienen ninguna diversión.

Las relaciones se supone que son divertidas y alegres, y si esto se ha perdido, podría ser el momento de poner fin a la relación si ya no te sientes capaz de recuperar y volver a despertar el sentido de la diversión que, sin duda, una vez compartieron con tu pareja. Los días han empezado a ser aburridos, todo intento de excitación o alguna actividad que induce a la felicidad se hace con malestar o un disgusto general para algo que sale de tu rutina. Nada mata tanto como la rutina interminable, anodina, y eso es lo mismo con las relaciones.

Una relación debe tener responsabilidad y crecimiento así como diversión, por lo que siempre debe haber un equilibrio de ambos lados. Ser responsable y ser capaz de divertirte significa que tienes lo mejor de ambos mundos. Si te has cansado de la relación, tienes que darte cuenta de que la vida es demasiado corta para estar con alguien que no aprecia el mismo tipo de diversión que tienes, y si has tenido esta discusión muchas veces sin obtener ningún tipo de compromiso o margen de maniobra, podría ser adecuado terminar con la relación de noviazgo.


5. Fantaseas tu vida con otra persona.

Todo el mundo tiene fantasías, es parte de la naturaleza humana tener la capacidad de soñar e imaginar lo que puede o no puede haber sido, o todo lo que podría haber sido, ya sea de forma positiva o negativa. Sin embargo, comienza a afectar negativamente a tu relación cuando no puedes canalizar tus energías estando en una relación con tu pareja actual, eligiendo en su lugar soñar despierto sobre una vida con alguien más, o, más honestamente, con cualquier otro.  

Esto no es lo mismo que tener un sueño agradable con un personaje de la farándula o un actor famoso, y luego seguir con tu vida diaria. El tipo de fantasías al que me refiero es el persistente, soñar despierto con alguien que ha llamado tu atención y con el que podrías seriamente compartir tu vida. Tal vez sea la linda compañera de trabajo que siempre se sienta a tu lado y comparte bocadillos contigo, o el barista en la cafetería que te conoce por tu nombre y te da una sonrisa especial. Si vas por este camino, entonces tal vez ya has renunciado a tu relación psicológica y emocionalmente, y podría ser hora de terminar la relación amorosa en la que estás actualmente.


6. No puedes ver un futuro con él o ella.

El punto más importante de estar en una relación es la idea de crear un futuro juntos, dar forma y diseño a tu vida que estás eligiendo para compartir con tu pareja. Si no puedes imaginar un futuro con esta persona, entonces surge la pregunta acerca de por qué estás en la relación, y por qué estás eligiendo permanecer en una situación en la que tienes poca inversión emocional.

Esto no quiere decir que tener relaciones casuales es estúpido o no tiene sentido -puede ser divertido y una experiencia agradable- pero si estás en una relación llena y total, a largo plazo con alguien, la idea de pasar el resto de tu vida con esta persona tiene que ser un gran factor que contribuye a tu relación. Si no estás visualizando o no deseas imaginar un futuro con esta persona, entonces es el momento de poner fin a la relación y seguir adelante.


7. No puedes entusiasmarte con la idea de casarte con esta persona. 

El matrimonio no es para todo el mundo y está bien, pero una manera de evaluar si es o no el momento de poner fin a la relación, es mirar un futuro posible e imaginarte a ti mismo casándote con tu pareja actual. No sólo la idea del matrimonio, sino toda la fiesta. Es probable que si estás a un extremo de tu relación, la idea de casarte con esta persona y consignarte para años de matrimonio haga que sientas un escalofrío por tu columna vertebral haciéndote sentir absolutamente aterrorizad@.

Casarse es quizá una circunstancia extrema, pero la idea de cualquier forma de compromiso firme y serio con una persona puede inducir sentimientos de pánico y miedo, y podrían ser un indicador fuerte y firme que es el momento de poner fin a la relación de años. Las cosas han seguido su curso, tal vez, y mientras es bonito aferrarse a la idea de cambiar y lograr sobreponerse a eso, no es justo para la otra persona que podría estar más comprometida y lista para dar ese paso que tú no puedes por el momento.


8. Te das cuenta de que él o ella se ha convertido en un desconocido.

El último clavo en el ataúd de cualquier relación es ver a la persona con la que pensaste ibas a pasar el resto de tu vida convertirse en un extraño para ti. Por supuesto, es posible que aun tengas los recuerdos y sentimientos para esta persona, ya que se quedan en la vida de uno, pero todo ha cambiado tal vez drásticamente e irrevocablemente.

No tienen los mismos ideales, los mismos sueños, el mismo vínculo de apoyo el uno al otro que solían tener. Él o ella no es la persona de la que te enamoraste, la persona con quien compartiste una relación, ¿y puedes tú en realidad continuar una relación sobre eso? Es imposible, falso, e injusto, tanto para ti como para la otra persona involucrada. Encontrarte acostado junto a un extraño que solías llamar tu único y verdadero amor significa que tienes que terminar la relación, o pasar años con remordimiento y mintiéndote a ti mismo y a él o ella acerca de lo que realmente quieres. La vida es demasiado corta, después de todo.

Este artículo se titula: Cómo Saber Si Terminar Una Relación - 8 Señales A Tomar En Cuenta 

0 comentarios: