El matrimonio es algo maravilloso, pero no todo el mundo sabe que un matrimonio de verdad necesita de trabajo, compasión y compromis...

10 Cosas Que Debes Saber Antes De Casarte







Pareja feliz con planes de casarse

El matrimonio es algo maravilloso, pero no todo el mundo sabe que un matrimonio de verdad necesita de trabajo, compasión y compromiso para tener éxito. Con las tasas de divorcio en un nivel récord, ¿Cuánto realmente sabemos al iniciar la vida matrimonial? 

Sin conocer a fondo lo que implica la vida matrimonial y la realidad a que nos enfrentamos una vez que la boda se termina y la vida continúa, a menudo afrontamos las dificultades porque desconocemos cómo nos afecta el matrimonio, llevándonos a sentimientos de culpa y en última instancia, a terminar con el matrimonio si las cosas no van según cómo lo teníamos previsto. 

Si recién has entrado a la vida de casados o si estás a punto de hacerlo, aquí hay 10 cosas sobre el matrimonio que debes saber.

10 Cosas que debes saber sobre el matrimonio 

1. La primera oleada de amor no siempre dura.


Es algo bastante obvio que puedes haber oído innumerables veces. Pero, ¿cuántas personas renuncian al matrimonio porque sienten que la chispa ha desaparecido? A menudo es difícil imaginar que el amor que sientes por alguien jamás desaparecerá, pero a veces el amor debe caer para buscar su verdadero significado y que no es necesariamente un capricho y un felices para siempre como en Hollywood.

Tienes que estar preparado para llegar a una etapa que se siente muy diferente al principio y saber que esto no significa que tu matrimonio ha fracasado.

2. El amor crece de diferentes maneras.


Con esto en mente, tenemos que entender que el amor crece de manera diferente y puede venir en muchas formas. No es necesario que te encapriches con alguien para estar enamorado o tener un matrimonio exitoso.

El verdadero amor requiere tiempo y esfuerzo y necesita de mucha dedicación para que florezca. Las personas a menudo creen que están enamoradas o no lo están, descartando cualquiera de las etapas intermedias. Deja que el matrimonio siga su propio curso y no analices baches en la relación o te preguntes si amas a tu pareja lo suficiente cuando las cosas pueden empezar a cambiar. 

3. La atracción no siempre estará ahí.

Tienes que entender que no siempre te vas a sentir atraído físicamente por tu pareja. La atracción física es importante en nuestra sociedad consciente de la imagen y, a menudo, cuando ya no encontramos ese atractivo en nuestra pareja pensamos que no puede funcionar más, generando duda y confusión sobre lo que sentimos.

Los niveles de atracción pueden cambiar en periodos largos o incluso cortos de tiempo por lo que no te preocupes y cuestiona tu relación cada vez que esto surja.

4. Tendrás que mostrar amor, incluso cuando no quieras.


Las cosas no van a ir siempre sobre ruedas. Sin embargo, es fácil volver a pensamientos casi infantiles cuando percibimos a nuestra pareja como difícil o hiriente de alguna manera. Cuando estamos en ese tipo de situaciones, nuestros sentimientos de amor pueden disminuir y no tenemos muchas ganas de demostrarlo, pero para que un matrimonio sobreviva a largo plazo necesitamos tragarnos nuestro orgullo y aún así mostrar actos de amor, incluso cuando no queremos. 


Los actos pequeños de mezquindad pueden causar todo tipo de resentimientos tanto con uno mismo como hacia tu pareja alejándolos de la unidad. Recuerda siempre que son un equipo.

5. El matrimonio es un viaje.


Una vez que estés casado puedes sentir como que has logrado el objetivo final, pero el matrimonio es un reto y está allí para ayudarte a crecer y prosperar, no sólo como pareja sino para ti mismo.

Habrá momentos difíciles que serán diseñados para activar cada emoción negativa y positiva que tengan dentro de ustedes, pero esas emociones están allí para construir la relación, no destruirla. Bien hecho, puedes cosechar los frutos que el matrimonio tiene para ofrecerte y puede enseñarte innumerables maneras de crecer como persona. 

6. Sólo porque un matrimonio necesita trabajo no significa que está condenado al fracaso.


Si creciste con padres que tenían un matrimonio feliz entonces eres más propenso a llevar esas expectativas en tu propio matrimonio, así que tienes que estar preparado y entender que no todos los matrimonios son lo mismo. Si comparas tú matrimonio con los demás sólo te causarás estrés y decepción si la tuya no coincide. Pero esto no significa que tu matrimonio es menos o esté fallando.


Muy a menudo, los matrimonios de otras personas pueden parecer perfectos desde fuera pero muy rara vez lo son. Trata de tener esto en cuenta cuando llega un momento en que sientes que tu matrimonio necesita trabajo.

7. Tener hijos causara estrés en el matrimonio.


Todos sabemos que tener hijos es un periodo maravilloso pero difícil en un matrimonio. Pone a prueba incluso al mejor de los matrimonios, de modo que es importante esperar esto y actuar en consecuencia. Asegúrate de alimentar y encontrar tiempo para tu matrimonio fuera de los hijos y recuérdate por qué el matrimonio era importante para ti en primer lugar. Ignorar el matrimonio es muy fácil de hacer cuando hay hijos que requieren de nuestro tiempo y dedicación, para contrarrestar esto haz un esfuerzo adicional y pasa más tiempo con tu pareja.

8. La vida sexual se trata de conexión para que dure.


Es muy importante recordar que tu vida sexual es una forma de mostrar amor y aprecio el uno al otro. Se trata de aprender a conectar, dar y recibir de una manera amorosa y no una forma de ganar poder, seguridad o validación. Si la conexión es la base de tu relación, entonces el sexo es menos probable que disminuya durante el matrimonio, pero también es algo que cambiará con el tiempo y eso está bien. Recuerda ser honesto y abierto sobre cualquier cosa.

9. El éxito del matrimonio no puede sobrevivir sin la comunicación.


La comunicación verdadera y honesta es clave para un matrimonio exitoso. Los secretos y emociones reprimidos sólo causarán la destrucción al final. Aprender a poner tus sentimientos y emociones en tu pareja de una manera constructiva y sin culpar no sólo te va a aliviar y hacer más feliz, también eliminará tensiones en el matrimonio y lo mantendrá abierto y honesto. Esto no siempre resulta fácil y natural, así que estate preparado para trabajar en ello, lo cual también puede significar hacer algún trabajo en ti mismo.

10. Nunca creas que el matrimonio te hará feliz.


El punto más importante es nuestra creencia de que estar casados de alguna forma nos completa. Podemos poner mucha presión sobre la vida matrimonial diciendo que es la clave de nuestra felicidad, cuando solo se debe mirar como un bono adicional a nuestra felicidad ya establecida. Nada fuera de nosotros nos puede hacer felices, tiene que venir desde dentro.


El matrimonio puede llegar a ser problemático cuando nos casamos y nos damos cuenta de que no nos ha hecho más feliz a largo plazo y, a menudo puede llevarnos a pensar que el matrimonio es una decepción y finalmente terminar con la relación. Asegúrate de que eres realmente feliz y libera esa presión sobre el matrimonio para traer felicidad a ti.

Este artículo se titula: 10 Cosas Que Debes Saber Antes De Casarte

0 comentarios: