Una de las decisiones más difíciles en el ámbito laboral es dejar un trabajo . Todos nosotros experimentamos tiempos duros en el trabaj...

10 Señales Que Es Hora De Dejar Un Trabajo







Empleado dejando un trabajo

Una de las decisiones más difíciles en el ámbito laboral es dejar un trabajo. Todos nosotros experimentamos tiempos duros en el trabajo, y soñamos despiertos con sólo caminar fuera y nunca regresar. Esto es por lo general sólo en esos tiempos muertos. En otros casos, el trabajo no es tan bueno, pero seguimos adelante simplemente porque no tenemos alternativas o necesitamos el dinero y la seguridad. Sin embargo, existen importantes señales de advertencia de que es el momento de dejar tu trabajo actual.

¿Cómo saber si debo dejar mi trabajo?

Dejar un trabajo debe ser estratégico y en su momento. Antes de tomar una decisión final, considera revisar estas alternativas:

    • Examina los riesgos prácticos asociados con dejar tu puesto de trabajo.
    • Crea un documento de "Soluciones", para examinar qué puedes hacer para mejorar tu situación.
    • Has tu lista de "Inventario de Habilidades" y ve qué habilidades adicionales puedes ofrecer en tu posición actual.
    • Revierte el pensamiento negativo y examina lo que está bien con tu trabajo actual, en lugar de centrarte en lo “negativo".


Si has probado estos enfoques y la situación no ha mejorado en un tiempo razonable, entonces puede ser hora de dejar tu trabajo y buscar en otra parte. Aquí hay 10 razones por las que debes considerar la posibilidad de dejar tu puesto de trabajo actual.

10 Señales que es el momento adecuado para dejar un trabajo 


1. Tus habilidades están siendo poco utilizadas.


La Administración no reconoce que tienes más que ofrecer de lo que has estado contribuyendo por una cantidad significativa de tiempo. Tal vez no has sido tomado en cuenta para una promoción, o tus repetidos intentos de asumir tareas más difíciles han fallado. Simplemente sé cauteloso, todavía deberías actuar en la medida de tus habilidades a fin de que tengas esas referencias de mucha importancia para el futuro.

2. No estás siguiendo tu pasión.


Si no estás haciendo lo que amas, nunca te conectarás con tu verdadero potencial. Sólo continuará siendo "un trabajo," y finalmente, cada día se parecerá más a una tortura. Si has probado reinventarte a ti mismo en la compañía con una maniobra lateral -o has cambiado tu descripción de trabajo en vano- entonces es el momento de volver a las raíces de lo que amas. Sin embargo, primero refresca los conocimientos sobre tus habilidades para asegurarte que son actuales y comercializables. 

3. Tu Jefe sigue comportándose incorrectamente.


Si has intentado de todo para "lidiar con ese terrible tirano" jefe o compañero de trabajo; has hablado con tu jefe; jefe de tu jefe; Recursos Humanos; y tu vida laboral es simplemente insoportable, entonces es el momento de ir por tu trabajo preferido. A través de entrevistas de trabajo y otras fuentes, conviértete en un detective: trata de determinar cómo opera tu posible nuevo jefe y empleador, el estilo de gestión y la cultura organizacional.


4. La Empresa está estancada. 


La empresa ha logrado mantenerse a flote durante varias reducciones de personal, cambios de gestión y reorganizaciones. Pero si la empresa se consolida más, podría colapsar. Recientemente has oído que otro departamento está cerrando o de otro abandono masivo. No hay necesidad de hundirse con la nave. Ponte el chaleco salvavidas y sumérgete en el agua.

5. No estás siendo compensado de manera justa. 


La reducción de personal ha provocado que el equipo trabaje el doble de tiempo, pero sin duda no está ni de cerca una doble compensación. Has sido obligado a sentirte afortunado para recibir un cheque de salario. La compañía incluso podría estar funcionando bien, pero no se refleja en tu sueldo u otras recompensas. Ni siquiera puedes recibir una evaluación o tu evaluación no es coherente con tu verdadero rendimiento de trabajo. Quizá los clientes te han dado excelente retroalimentación, pero eso no se refleja en tu compensación. Puede ser el momento de pensar en verde (así como en más dinero).  

6. Tus valores y la compañía son incompatibles.


Sientes que hay diferencias éticas o morales de cómo crees tú que la empresa debería funcionar: las diferencias culturales; ética de trabajo, enfrentamientos, y así sucesivamente. Tal vez tu último producto es malo para el medio ambiente, por ejemplo, y eres un medioambientalista ávido. Sea cual sea el problema, estás moralmente desalineado con tu empleador, y es un ambiente de trabajo incómodo.


7. No estás siendo escuchado. 


Parece que no puedes conseguir el tiempo adecuado para desempeñar tu trabajo, conseguir aprobaciones, obtener el reconocimiento de un gran trabajo; y con el tiempo, los proyectos ya no están yendo a tu manera. Puede haber un cambio de gerencia; estás siendo desplazado de los proyectos; o toda tu posición parece en riesgo por razones políticas o de otro tipo. En esencia, estás siendo ignorado fuera de un trabajo.

8. El empleo te está enfermando. 


En lugar de saltar de la cama a primera hora con muchas ganas de ir a trabajar, te sientes inmóvil. El estrés, el miedo o la falta de entusiasmo pueden drenar tu energía y afectar tu rendimiento, creando una proporción de perder-perder. Cuando el trabajo comienza a afectar tu salud, física, mental, o ambos, considera tomar un tiempo libre. Mientras te dedicas a buscar trabajo, también busca maneras saludables para reducir los niveles de estrés.

9. Estás rodeado de comportamiento atroz.


Si eres víctima de intimidación, acoso sexual u otro comportamiento atroz, sin duda, deberías estar alerta de otras opciones, independientemente de las medidas correctivas que estés tomando. Siempre consulta a un abogado de empleo en tales cuestiones. Recuerda que nunca debes sentirte incómodo en un puesto de trabajo, y que puede ocurrir en el largo plazo, incluso si "ganas la batalla actual." La salud es lo primero.


10. Sientes que tienes más que aportar en otros lugares. 


Estás en un modo de crecimiento personal, mientras que tu posición está estancada. Has estado pensando en alternativas aparte del trabajo que estás haciendo actualmente. Pasas tu tiempo imaginando como sería tu vida: "si solamente…". Cuando sabes que tienes más que ofrecer al mundo, no te frenes. Prepárate para el cambio.

Si estás frente a una o más de estas señales de alerta, asegúrate de que estás preparado. Tienes que saber cómo salir airosamente y sin destruir tus puentes. Tú no quieres estar expuesto a insultantes tweets o malas referencias en este mundo de comunicación instantánea.

¿Cómo cambiar de trabajo?

Hay una manera correcta e incorrecta para buscar un nuevo trabajo. Aquí hay algunos consejos:

1. Genera una lista de "cosas que hacer" Por ejemplo: actualiza tu hoja de vida; crea una lista de referencias bien fundadas; programa entrevistas; actualiza los perfiles de LinkedIn y Facebook; etc.

2. Mira todas las vías. Usa los sitios de trabajo, busca en los listados de trabajo de industrias en línea. Usa empresas de empleo de alto nivel, específicas de una industria, temporales y consultorías. Y considera la posibilidad de convertirte en un emprendedor. 

3. Has la búsqueda en tu propio tiempo. No empieces a buscar un nuevo empleo en el trabajo, a menos que sea en el almuerzo y fuera del sitio en tu portátil personal. Los archivos en las computadoras de la oficina son archivos de la compañía y pueden ser buscados por tu empleador, así que ten cuidado. Es mejor crear toda la correspondencia, tales como hojas de vida y correos electrónicos de entrevista de seguimiento, en tu ordenador doméstico.

4. No alteres repentinamente tus hábitos de trabajo. No te vuelvas invisible, o comiences a llegar tarde o salir temprano (a menos que tu salud esté siendo afectada). Permanece como un buen trabajador y voluntario. Mantente amistoso con aquellos a los que informes, así como con tus compañeros.

5. Mantente entusiasta, aunque parezca difícil, hasta que salgas por la puerta principal como es debido; queda en buenos términos, por supuesto.


Recuerda, has trabajado duro para crear una buena reputación en tu empresa. Mantén tu profesionalismo cuando dejes tu trabajo y más allá. Si no has dejado ningún cabo suelto antes de decidir dejar tu trabajo actual, entonces, asegúrate de que tu transición a un nuevo trabajo sea lo más fácil posible, para ti y para la empresa.

¡Ahora es el momento de seguir tus sueños!

Este artículo se titula: 10 Señales que es hora de dejar un trabajo


0 comentarios: