6 Consejos Para Formar Hijos Triunfadores

Ver a un hijo crecer hasta llegar a tener éxito es el objetivo final de un gran padre. Pero criar y formar hijos triunfadores y asegur...

Papá y mamá sujetando a sus futuros hijos triunfadores en el brazo
Ver a un hijo crecer hasta llegar a tener éxito es el objetivo final de un gran padre. Pero criar y formar hijos triunfadores y asegurarse que logren el éxito no es nada fácil. Se requiere paciencia, perseverancia, dedicación y la confianza de que todos tus esfuerzos valdrán la pena cuando finalmente ves que tus hijos hacen real su potencial. Pero:

¿Cómo formar hijos triunfadores?


Si deseas que tus hijos tengan éxito, es necesario:

1. Enseñarles habilidades sociales

Aunque los seres humanos son por naturaleza seres sociales, las convenciones sociales no son innatos y por lo tanto deben ser enseñados. Un estudio realizado por investigadores de la PSU y la Universidad de Duke demostró que los niños que mostraron la capacidad de cooperar y ayudar a sus compañeros, así como entender sus emociones y resolver sus propios problemas, eran más propensos a experimentar el éxito a medida que crecían como adultos que en los niños que no exhibieron estas habilidades sociales. Los niños a los que no se les enseñaron habilidades tales como la cooperación y la paciencia también tenían más probabilidades de terminar encarcelados o abusar del alcohol y de las drogas.

2. Tener altas expectativas

Los hijos estarán a la altura de las expectativas de sus padres, por lo que es importante establecer expectativas muy altas. Un estudio realizado por un profesor de UCLA con más de 6.000 niños de kindergarten mostró que cuando los padres creen que sus hijos acabarán por asistir a la universidad, los niños rinden más alto en las pruebas estandarizadas que los niños cuyos padres son indiferentes a la educación superior. Un abrumador 96% de los niños cuyos padres vieron la universidad en su futuro lograron pruebas más altas que el resto de los niños en el estudio.
3. Alcanzar niveles más altos de educación

Para formar hijos triunfadores, no sólo los padres deben tener altas expectativas por sus hijos, también deben tener altas expectativas para sí mismos. Un estudio realizado en la Universidad de Michigan encontró que los niños tienen más probabilidades de alcanzar el mismo nivel de educación que sus padres tienen en el transcurso de su vida. Lamentablemente, esto significa que las mujeres que quedan embarazadas siendo adolescentes y no continúan una educación universitaria, o no terminan los estudios de secundaria, son propensas a criar hijos que terminan abandonándolo también. Los padres que establecen altas expectativas para sí mismos, a su vez tendrán grandes expectativas para sus hijos.

4. Construir una relación sólida con ellos

Todos los puntos anteriores sólo pueden lograrse si los padres fomentan una relación afectuosa y cariñosa con sus hijos. Esto sienta las bases sobre las que una vida exitosa puede ser construida. Construyendo una sólida relación con sus hijos, los padres pueden empezar a enseñarles las habilidades sociales y de vida necesarias para tener éxito. También pueden maximizar el potencial de sus hijos estableciendo expectativas altas desde el principio para asegurar que sus hijos tengan una ventaja en la vida. Finalmente, estando allí para celebrar los logros de sus hijos, los padres pueden inculcar en ellos la idea de que la recompensa por el trabajo duro es la sensación de éxito que viene después de haber alcanzado una meta específica.  
5. Mostrar menos estrés

Los padres que están constantemente estresados, ya sea por el trabajo, la escuela o la vida familiar, acabarán por pasar este estrés a sus hijos. Una buena cantidad de estrés puede ser un motivador saludable, pero el exceso de estrés puede ser muy perjudicial para tu salud. Los padres que están tan estresados por las vidas de sus hijos se vuelven demasiado sobreprotectores; y al hacerlo, ellos añaden estrés a las vidas de sus hijos con cada paso que dan. Como padre, sin duda, afrontarás muchas situaciones estresantes en tu vida. Sin embargo, si deseas formar hijos triunfadores nunca debes dejar a tu niño saber lo cerca que estás a tu límite.

6. Valorar el esfuerzo sobre el talento innato

Señalar los dones de un hijo es natural para los padres. Saber que tu hijo es un músico o atleta increíble definitivamente te debería enorgullecer. Sin embargo, elogiar a tu hijo un don con el que nació en realidad puede ser contraproducente. Ellos pueden comenzar a desarrollar una mentalidad fija, lo que significa que o bien creen que son naturalmente buenos en algo, o no son buenos en absoluto. Por otro lado, elogiar el esfuerzo de un niño al completar una tarea específica fomenta una mentalidad de crecimiento: la idea de que puede ser bueno en cualquier cosa que el ponga todo su empeño. Cultivando una mentalidad de crecimiento en tus hijos, cambias su forma de pensar de: "No puedo hacer esto" A "No puedo hacer esto... todavía" 

Estos 6 consejos para formar hijos triunfadores no garantiza que tus hijos alcanzaran el éxito en la vida siempre -pero es un buen comienzo- Hay otros rasgos que todas las personas de éxito poseen y que debes tener en cuenta a la hora de formar a tus hijos y a ti mismo. Estoy hablando de Los 7 rasgos fundamentales para logar el éxito en la vida descrito por el Gurú del desarrollo personal Anthony Robbins en su Best seller Poder sin límites. 

¡Hasta la próxima!

Este artículo se titula: 6 Consejos para formar hijos triunfadores

Porque No Gritar A Los Niños Y Cómo Evitarlo

¿Porque no gritar a los niños? La revista  Child Development publicó los resultados de investigaciones que indican que gritar a...

Madre gritando a su hijo

¿Porque no gritar a los niños?


La revista  Child Development publicó los resultados de investigaciones que indican que gritar a los hijos puede ser tan malo como dar nalgadas y podría causar problemas de comportamiento y de desarrollo emocional. Según el estudio, los investigadores de la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania y la Universidad de Michigan en Ann Arbor determinaron que una severa disciplina verbal de los padres es destructivo para los pre-adolescentes y adolescentes. Los adolescentes cuyos padres habían estado usando los gritos como método de disciplina, eran más propensos a tener problemas de comportamiento y actuar en consecuencia, (incluso en actos de violencia y vandalismo).

¿Cómo afectan los gritos a los niños?


Otro estudio publicado en el Journal of Marriage and Family encontró que en las familias donde hay 25 o más incidentes de  gritos en 12 meses, los niños pueden terminar con baja autoestima, un aumento de la agresividad hacia los demás, con las tasas más altas de depresión y un incremento de la ansiedad. Teniendo en cuenta la frecuencia con la que los padres pueden perder su temperamento, estos hallazgos son una buena razón para dejar de gritar, sobre todo hacerlo de una manera condescendiente.

¿Que hacer para no gritar a los hijos?

Estos son algunos consejos poderosos y eficaces para dejar de gritar a los hijos


1. Sé un oyente activo.

Si te encuentras en un conflicto, habla con tu hijo para ver cómo se siente realmente. Evita ser demasiado juicioso, lo que provocara que tu hijo se sienta criticado y hará que se ponga a la defensiva. Por ejemplo: "¿Por favor, me ayudas a entender por qué pareces molesto?". Esa simple forma de preguntar te ayudara a acordarte de escuchar en vez de dar un discurso (o una riña) a tu hijo. Incluso si tu hijo no te diera una respuesta inmediata, ten en cuenta de que con esta simple pregunta dejas la puerta abierta a tu hijo para compartir sus pensamientos y sentimientos más adelante. Esta pregunta también te ayudara a prevenir los gritos.

2. Trata de ser mas comprensivo.

La forma de escuchar como se describió anteriormente te ayudara a profundizar y entender lo que realmente está pasando con tu hijo desafiante. Este es quizás el mejor antídoto para no gritar. Si bien la comprensión por sí sola no puede impedirte gritar, esto ayudará. Trata de analizar qué te gustaría que tu hijo cambiara, y luego explícaselo racionalmente. 

Te pongo algunos ejemplos, en el caso de un dormitorio desordenado, pregúntate que esta bien y que te gustaría que él dejara de hacer. Tal vez podrías vivir con algunas ropas en el piso, pero ya no con las patatas fritas de dos semanas en una esquina. Otro ejemplo, es posible que tu hijo se niegue a ir a la escuela porque tiene una prueba para el que no está listo o tu hija tiene miedo de ser rechazada por su nuevo grupo de amigos y está desquitándose a costa de ti. Permanecer consciente y comprender lo que está pasando con tu hijo te ayudará a frenarte emocionalmente. Cuanto más comprensivo seas, menos reactivo emocionalmente vas a ser, y es menos probable que vayas a gritar.
3. No lo tomes todo tan personal.

No tomes nada personal. Nada que otros hacen es debido a ti... "Esta es una valiosa sabiduría a tener en cuenta". Si te paras a pensar en ello, la mayoría de las veces que gritas a tu hijo desafiante, es porque estás tomando su comportamiento como algo personal. Comprende que tu niño desafiante, incluso al intentar provocarte, realmente se comporta de esta manera debido a sus propios problemas, no los tuyos. Recordar esto te ayudará a no quedarte tan frustrado y tu riesgo de gritar será mucho menor.

¡Hasta pronto!

Este articulo se titula: Porque No Gritar A Los Niños Y Cómo Evitarlo


Errores De Crianza Que Fomentan El Egoísmo En Los Hijos

¿Haces todo lo posible para asegurar la felicidad de tus hijos? Pues ten cuidado... podrías estar alimentando su sentido del egoísm...

Errores de crianza que llevan al egoísmo
¿Haces todo lo posible para asegurar la felicidad de tus hijos? Pues ten cuidado... podrías estar alimentando su sentido del egoísmo.

La mayoría de nosotros hemos visto como un niño se pone muy contento al recibir regalos en su cumpleaños. El niño ve lo que está en un paquete y luego pasa rápidamente al siguiente. El padre trata de recordarle a su hijo que debe dar las "gracias" a menudo inútilmente. Sintiéndose un poco impotente, el padre mismo comenta sobre lo especial que es el regalo, justo lo que quería su hijo.

La fiesta de cumpleaños, en particular es "por mucho" un gran espectáculo y es sólo un modo en que los padres complacen a sus hijos y cultivan su sentido del egoísmo. Se deleitan al ver las caras de sus hijos iluminarse cuando reciben exactamente lo que quieren, cuando hacen  a un lado todo lo que estaban haciendo para ir a algún lugar que sus hijos quieren en ese momento o cuando están de acuerdo en terminar su proyecto de la escuela para que puedan tener una buena noche de sueño.
La Felicidad llevada a extremos

Sin embargo, aun cuando los niños reciben todo lo que quieren, alimentamos su sentido del egoísmo y sus sentimientos de gratitud quedan en el camino. Es lo que Amy McCready, fundadora de Positive Parenting Solutions, cree es un "Yo, yo, yo" una epidemia provocada por los padres que hacen todo lo posible para asegurar la felicidad de sus hijos.

La epidemia de egoísmo por lo general comienza con un exceso de complacencia al criar a los hijos, un exceso de protección, un exceso de mimos, un exceso de halagos, y pasar por todo para satisfacer las exigencias interminables de sus hijos. La autora dice.  "La generación actual de padres están invirtiendo excesivamente en la felicidad, la comodidad y el éxito de sus hijos."

Los padres excesivamente involucrados en cada movimiento de sus hijos, siegan los posibles obstáculos en su camino. Añade McCready. "En nuestro intento de proteger a nuestros niños de la adversidad, les quitamos la oportunidad de tomar decisiones, aprender de sus errores, y desarrollar la capacidad de recuperación necesaria para prosperar a través de los altibajos de la vida. Todo esto se hace en el nombre del amor, pero demasiado de algo bueno puede resultar en niños que siempre esperan conseguir lo que quieren cuando lo quieren”.

10 Señales que indican que tu hijo tiene problemas de egoísmo


En su libro, La Epidemia del Yo, Yo, Yo, McCready nos brinda señales que ayudan a identificar el grado de descendencia del "yo, yo, yo" problema:

    1. Espera sobornos o recompensas por buen comportamiento.
    2. Rara vez mueve un dedo para ayudar.
    3. Está más preocupado por sí mismo que por los demás.
    4. Pasa la culpa a otro cuando las cosas van mal.
    5. No puede manejar la decepción.
    6. Necesita un regalo cada que pasa por un centro comercial.
    7. Espera ser rescatado de sus errores.
    8. Siente que las reglas no se aplican en él.
    9. Constantemente quiere más... y más.
    10. Cambia el rumbo de sus derechos.


Cualquiera que sea la profundidad del sentido del egoísmo de tu hijo, puede ser disminuido. Un buen lugar para empezar: Restringe tus instintos sobreprotectores y deja de hacer cosas por tus hijos que ellos pueden hacer por sí mismos. Por ejemplo, Si tu hijo quiere un teléfono inteligente, McCready aconseja acordar el pago de un teléfono básico y explicar que él o ella tendrán que ganar el dinero para un teléfono "más elegante" y pagar todos los costos que conlleva.

Para ampliar un poco más este tema puedes leer un artículo que publique anteriormente sobre como consentir en exceso con regalos a tus hijos tiene efectos negativos. Puedes leerlo aquí.

Este articulo se titula: Errores De Crianza Que Fomentan El Egoísmo En Los Hijos


Consentir Demasiado A Los Hijos Con Regalos Tiene Efectos Negativos

Estudios señalan que consentir demasiado a los hijos con regalos tiene efectos negativos a corto, mediano y largo plazo. A lo...

Consentir a los niños tiene efectos negativos

Estudios señalan que consentir demasiado a los hijos con regalos tiene efectos negativos a corto, mediano y largo plazo.


A los padres les encanta dar a sus hijos regalos ya que es una forma de demostrar lo mucho que los quieren, pero ¿que sucede cuando dan demasiado? Consentir demasiado a los niños con regalos es un error garrafal muy común en los hijos que siempre sale mal, ya que se convierten de a poco en desagradecidos que nunca están satisfechos, no importa lo mucho que reciban. Así es que antes de que vayas demasiado lejos y cubras a tu niño de regalos, considera estos resultados negativos.

Demasiados regalos a los hijos aumenta comportamientos destructivos


Los niños que son demasiado codiciosos sufren ramificaciones sociales y emocionales negativas que se extienden mucho más allá de su infancia. Según un estudio de la Universidad de Missouri, en la edad adulta estos niños son más propensos a sufrir deudas de tarjetas de crédito, involucrarse en juegos de azar y compras compulsivas. Claro, desenvolver una montaña de regalos produce un estallido de felicidad para los padres y los niños, pero no tiene poder de permanencia. De hecho, alimenta una insaciable hambre por más.

Demasiados regalos a los hijos reduce la autoestima

La autoestima duradera se basa en un fuerte sentido de identidad, no en el materialismo. El exceso no es igual a aumento de la autoestima. Los estudios han demostrado que no hay correlación entre las posesiones materiales, la autoestima y la felicidad. De hecho, los niños que tienen menos posesiones materiales, pero que tienen relaciones positivas con sus padres y compañeros, obtienen mejores resultados en las pruebas de evaluación de autoestima. También tienen menos problemas de comportamiento y demuestran más capacidad de resistencia frente a los obstáculos que los niños con padres que los miman demasiado.

Demasiados regalos priva a los niños de una felicidad duradera


Los investigadores en Journal of Happiness de Harvard encontraron que las personas valoran más  los regalos que compraron para otros que los regalos que compraron para si mismos. Cuando “los donantes” completaron una escala de satisfacción personal, invariablemente lograron mejores resultados que aquellos que compraron regalos para si mismos. Ayudar a tu hijo a desarrollar la generosidad fomenta un sentido saludable de interconexión y aumenta la felicidad personal, mientras que, los niños que solamente reciben regalos de valor crecen hasta ser egocéntricos y faltos de empatía.

Tres tipos de niños acosadores


¿Qué niños son más propensos a ser mimados por sus padres? Lo creas o no, son los acosadores. Así es, los niños que intimidan a sus padres a consentirlos en exceso tienen mejor probabilidad de conseguir más regalos que los niños que no lo hacen. He aquí los tres primeros.

1. El niño desafiante

Exige regalos, se siente con derecho. "Me merezco esto, me lo debes". chantajea y amenaza hasta cansar la voluntad de sus padres. Finalmente, los padres compran regalos para comprar la paz. Pero nunca es suficiente. Cuanto más dan los padres, menos sus niños comprenden y crece más la demanda.

2. El niño ansioso

Iguala regalos con amor. Constantemente se siente privado, compara y se desespera con sus compañeros, se preocupa por no tener suficiente, teme ser abandonado u olvidado. Culpa y avergüenza a los padres a comprar más.

3. El niño manipulador

Aprovecha las inseguridades de los padres por participar en mentiras y manipulaciones para conseguir lo que quiere. Sabe exactamente qué botones apretar para que los padres se sientan inseguros. Hace cualquier cosa para lograr sus metas. Pero cuidado: incluso después de conseguir lo que quieren, inmediatamente comienzan a conspirar para más.

¿Qué hacer?

1. Establecer límites en los regalos

Los regalos significativos tienen un valor más emocional que una montaña de regalos genéricos. Establecer límites a la hora de dar regalos desencadena más amabilidad y consideración en los niños. También garantiza que todo el mundo experimente una cantidad igual de dar y recibir. Y recuerda, los regalos hechos en casa, como trabajo de arte o la poesía, pueden crear recuerdos que duran más que unas baterías de litio.

2. Mantener horarios en casa y Límites Intactos

Con demasiada frecuencia, los padres permiten que las horas de dormir, las tareas y otras estructuras domésticas se desmoronen. Sin estructura, los comportamientos de los niños se deterioran. Por ejemplo, si tu niño tiene acceso ilimitado a los dulces, se queda despierto toda la noche, y duerme todo el día, esto provoca cambios de humor. La pérdida de las reglas en la familia es la causa número uno de las conductas problemáticas.

3. Centrar la atención en los regalos para construir la autoestima

Apunta a los regalos que mejoran la creatividad, construyen talentos o habilidades motoras tales como instrumentos musicales, pintura, fotografía, etc. A los niños les encanta descubrir nuevos talentos, se fortalece su autoestima y confianza. Los niños también aprenden que ellos no necesitan pertenencias excesivas para sentirse bien consigo mismos.

4. Enseñar la alegría de dar

Los niños que son alentados por sus padres a dar regalos a otros, experimentan un mayor sentimiento de comunidad y de interconexión. Ayuda a tus hijos a aprender el valor de dar involucrándoles en actividades altruistas como trabajo voluntario o de ayuda a los necesitados.

¡Hasta pronto!

Este articulo se titula: Consentir Demasiado A Los Hijos Con Regalos Tiene Efectos A Corto, Mediano y Largo Plazo


Como Motivar A Un Niño A Estudiar

Motivar a un niño a estudiar es uno de los problemas mas grandes con que se enfrentan los padres y mas cuando los padres asisten a ...

Motivar a los niños a estudiar

Motivar a un niño a estudiar es uno de los problemas mas grandes con que se enfrentan los padres y mas cuando los padres asisten a las reuniones escolares y se enteran de que a su hijo no le va bien, a menudo se encuentran perdidos en cuanto a cómo ayudar y motivar a su hijo a mejorar.

¿Que hacer? ¿Cómo motivar a un niño a estudiar?


Hay diferentes maneras de motivar a los niños a ser mejores estudiantes. Los estudios apoyan la idea de que motivar a los niños a estudiar y que tengan más éxito en la escuela es mediante la creación de un ambiente que promueve la auto-motivación. pero, para ello es necesario encontrar el "gancho" para el aprendizaje que resuene para ese estudiante en particular.

"La manera más eficaz para ayudar a los niños a estudiar y motivarlos internamente es enseñarles acerca del propósito." 


Los seres humanos son curiosos por naturaleza y por lo tanto hacer la conexión entre el valor intrínseco de la educación y el propósito no es difícil, sobre todo cuando las calificaciones y el rendimiento no se exageran y el aprendizaje es visto como el objetivo final. Al ayudar a los niños a ser más comprometidos en el aprendizaje y por tanto, mejores estudiantes, los padres ayudan a los niños a entender cómo y por qué el aprendizaje es importante para ellos.
Si bien puede parecer desalentador motivar a los niños por medio de la enseñanza de cómo el aprendizaje esta ligado a sus propios fines, haciendo esto se enseña a los niños a tomar propiedad sobre sus decisiones y comportamientos. Es una solución a largo plazo y no a corto plazo o de solución rápida.

Aquí te muestro 4 maneras de como puedes motivar a tus hijos a estudiar


1. Se un modelo a seguir

Los padres que quieren motivar a los niños a estudiar a través de un propósito interno, tendrán una ventaja cuando sean capaces de demostrar esto a través de sus propias acciones. Sencillamente, vive una vida intencional donde el trabajo duro y el esfuerzo dan como resultado sentirte positivo aún cuando las metas no son siempre por las que te responsabilizaste la primera vez.

2. Especifica el propósito.

Has que tu niño defina quién quiere ser y cómo quiere vivir y ayúdale a identificar la forma en que puede lograr esto a través de sus acciones diarias y lo que necesita aprender para lograr sus sueños.
3. Explique el por qué.

Algunos niños no siempre harán fácil la conexión entre la tarea de geometría y alcanzar su meta de ser un pensador fuerte o meterse en la universidad o desarrollar algunas otras habilidades prácticas de la vida. Los padres tienen que llenar los vacíos y hacer las conexiones sobre el por qué y cómo ciertas actividades son esenciales para que puedan alcanzar sus objetivos de vida más grandes.

4. Refuerza comportamientos positivos.

Cuando el niño demuestra un trabajo duro, incluso haciendo algo tan simple como ayudar a llevar los comestibles, refleja esto de nuevo a ellos de una manera que les permite ver sus propias capacidades. Puedes decir algo como: "Esas bolsas del supermercado son muy pesadas ​​y estoy sorprendido de que hayas podido llevarlos a dentro". Esto permite que el niño haga una atribución interna entre su comportamiento y su fuerza física, lo que resulta en pensamientos como: "soy realmente fuerte", que vienen desde dentro y no desde fuera de sí mismos.

Los padres pueden desanimarse cuando se enteran de que su hijo esta con un bajo rendimiento en la escuela. Por difícil que es enfrentarse ah algo así, es una oportunidad para centrarse en el carácter de un niño y ayudarle a desarrollar la motivación interna que le servirá mucho más allá del trabajo de la escuela, en todos los aspectos de su vida.

Este articulo se titula: Como Motivar A Un Niño A Estudiar 


Cómo Quitarle El Miedo A Un Niño

Los miedos de los niños pequeños son más comunes de lo que uno cree  y continúan confundiendo a los padres durante milenios. A menu...

Ayudar a los niños con sus miedos

Los miedos de los niños pequeños son más comunes de lo que uno cree  y continúan confundiendo a los padres durante milenios. A menudo parecen salir de la nada y  rápidamente pueden alterar la vida tranquila de una familia.

Para ser claros, los miedos son en su mayoría muy reales para el niño, y a menudo nacen en el rápido crecimiento de sus vías neurológicas que conectan causa y efecto, la realidad y la imaginación, los sentimientos positivos y negativos. Pero ¿qué debería hacer un padre cuando ve llorar de miedo a su hijo? ¿Debe regañar o mimar a su hijo temeroso?.

Aprende a controlar y quitarle el miedo a un niño


La investigación sobre lo que ayuda a los niños tímidos puede sorprender. Los padres que miman tienen hijos más cómodos en el corto plazo, pero para el momento en que llegan al jardín de infantes, los niños son más tímidos, no menos. Los padres que poco a poco fomentan la exposición  a otros niños y nuevos lugares, tienen hijos un poco más nerviosos en el corto plazo, pero sus hijos son menos tímidos y más sociales, por lo tanto, tienen más éxito en el jardín de infantes.

Estas lecciones pueden ayudar a los padres de niños con temperamento más flexibles o llenos de vida a manejar y quitar sus miedos


Lo mejor es comenzar con tranquilidad y una pizca de empatía. Primero, el abrazo, a continuación, la distracción. Por ejemplo si tu hijo se asusta al ver a un perro podrías darle una abrazo y después decirle "vamos a buscar algo que hacer que sé que te gusta".

Si el abrazo resulta insuficiente, cambia de estrategia y ayuda a tu niño de una forma mas especifica, podrías decirle: "Ok, vamos a tomar tres respiraciones profundas juntos, cada una más larga que la próxima". Si te ves en varias ocasiones reconfortante y acogedor a pesar de estas soluciones cortas, puede ser el momento para un plan más grande.

Poco a poco y con apoyo, expón a tu hijo a lo que él o ella teme (asumiendo que tu tienes el control) ya que el niño lo percibiría y tus intentos de ayudarle a quitar sus miedos no tendría éxito. Por ejemplo podrías comprarle un cachorro a tu hijo o que intente jugar con el cachorro del vecino, para que de apoco vaya perdiendo el miedo a los perros mas grandes.
Recuerda con amor, paciencia y perseverancia podrás ayudar a tu hijo a quitar sus miedos y podrás disfrutar no solo de una vida mas feliz en familia si no también de unos hijos que estén mas al control de sus miedos e inseguridades.

Este articulo se titula: Como Quitarle el Miedo a un Niño


Consecuencias Del Divorcio En Los Hijos - Estudio Reciente

Las consecuencias del divorcio en hijos pueden ser muchas. Un informe reciente señala que los hijos de padres divorciados pueden s...

un corazón roto por consecuencias del divorcio

Las consecuencias del divorcio en hijos pueden ser muchas. Un informe reciente señala que los hijos de padres divorciados pueden sufrir los efectos del divorcio en la vida adulta.

Las consecuencias del divorcio en los hijos durante la infancia, fue consistentemente asociado con trastornos psicológicos en la edad adulta, de acuerdo a un estudio reciente. El resultado es la misma a través de diferentes generaciones, lo que sugiere que si bien el divorcio y la separación se han vuelto más común de lo que era antes, el impacto que tienen sobre la salud mental no ha disminuido.

El informe, financiado por el Consejo de Investigación Económico y Social, dijo que la buena salud depende de las condiciones de vida. Estos incluyen una vida estable de la familia, la infancia libre de estrés, la cultura libre de alcohol para los jóvenes, un empleo seguro y gratificante, relaciones positivas con amigos y vecinos y una vejez socialmente activa. El informe dice:

    "Los niños que sufren estrés, como el divorcio de los padres en la infancia tienen un mayor riesgo de problemas sociales y psicológicos más adelante en su vida adulta."


El profesor Mel Bartley, quien fue uno de los académicos que participaron en la investigación, dijo: "el modo en que vive una familia está relacionado con la salud física de los niños. Los niños cuyos padres permanecen casados durante los primeros años de vida son menos propensos a sufrir de problemas respiratorios como el asma, tener sobrepeso o ser heridos en accidentes a los cinco años que los niños que han experimentado una situación familiar más inestable.”
La investigación se basa en los estudios de parejas británicas, que tomó a las personas nacidas en 1946, 1958, 1970, y 2000. Estas cifras la semana pasada mostraron que casi la mitad de los niños británicos ya no viven con ambos padres en el momento en que llegan a sus 15 años. Alrededor del 45% ve a su madre y la relación con el padre se descompone antes de esa fecha, aunque los datos anteriores mostraron que el 80% son hijos de una pareja que viven juntas.
En conclusión: Las consecuencias psicológicas del divorcio en los hijos pueden ser muy negativos si en los primeros años de vida de un niño los padres no toman conciencia del daño que pueden causar a sus hijos con un divorcio sin antes buscar otras alternativas para salvar su matrimonio.

Si actualmente tienes problemas en tu relación, revisa este post con 5 sugerencias para mejorar tu relación de pareja.

Este artículo se titula: Consecuencias Del Divorcio En Los Hijos - Estudio Reciente